La metodología que está reduciendo la pobreza en Colombia y el mundo

La metodología que está reduciendo la pobreza en Colombia y el mundo
La metodología que está reduciendo la pobreza en Colombia y el mundo

736 millones de personas en el mundo viven con menos de US$1,90 al mes, según las últimas cifras del Banco Mundial. Esto significa que deben comer y sobrevivir con alrededor de $6.000 durante más de cuatro semanas. En Colombia, la situación no es diferente; 13 millones de colombianos viven con menos de $257.433 mensualmente y según la CEPAL, somos el segundo país con más pobreza de América del Sur.

 La metodología que podría aliviar este flagelo

El premio Nobel de Economía 2019 fue entregado a tres académicos por “su enfoque para aliviar la pobreza global”. Estos académicos diseñaron una metodología que se está aplicando alrededor del mundo y que, si bien no solucionará el problema, sí ayudará a suavizarlo.

Los ganadores del Nobel diseñaron un programa y a grandes rasgos la metodología funciona así: un investigador propone evaluar un aspecto concreto, como por ejemplo, la incidencia de la iluminación en la pobreza. El investigador pide iluminación pública para una parte del barrio y para la otra no, y luego evalúa la incidencia de esto en la tasa de pobreza. Así, puede concluir si acciones concretas pueden influir para combatir la pobreza.

Así se aplica en Colombia

El proyecto llegó a Colombia en 2005, como afirma la revista Dinero. Para este año, el programa Familias en Acción entregaba un subsidio para educación y salud dirigido a los niños de familias con bajos recursos. Para aplicar la metodología, el investigador colombiano Felipe Barrera hizo algunos cambios en el programa: a algunas familias, se les entregaba el subsidio completo, a otras, le restaban una parte del dinero y se ahorraba para los gastos del inicio del año escolar, y a otros, el dinero restado solo se les daba cuando la persona beneficiada se graduaba de bachillerato.

El investigador encontró que, cuando se obligaba a las familias a ahorrar, la tasa de niños matriculados aumentaba y la tasa de matriculados a la universidad o institutos técnicos también lo hacía. Esto permitió que niños en condiciones de pobreza tuvieran más posibilidades de tener una educación completa.

Otra situación en la que se aplicó esta metodología en el país, fue para evaluar la incidencia de cuatro acciones contra el crimen. Las acciones eran frecuencia del patrullaje de la policía, la mejora en la recolección de basuras, la mejora en el alumbrado público y el establecimiento de un punto de control. Para realizarlo, escogieron 2.000 calles con altos índices de criminalidad en Medellín. Los investigadores encontraron que al llevar a cabo estas cuatro acciones, los delitos caían en un 60%.

Estos son solo dos ejemplos de cómo la metodología de los Nobel se ha venido adelantando en el país con resultados satisfactorios. Cabe aclarar que no son las únicas investigaciones con hallazgos exitosos que se han realizado utilizando esta metodología.

En la medida en que continúen realizándose este tipo de trabajos, los gobiernos de turno tendrán un importante insumo para aplicar políticas públicas que permitan disminuir un flagelo que afecta a 13 millones de colombianos.

Lo invitamos a leer el artículo “OCDE identifica necesidades de Colombia para mejorar su economía“.