Conceptos y pasos para un proceso de sucesión

Conceptos y pasos para un proceso de sucesión
Conceptos y pasos para un proceso de sucesión

Una sucesión, es un proceso mediante el cual los bienes y obligaciones de una persona fallecida o denominada causante, se distribuyen entre sus herederos. Entre estos bienes, se incluyen las inversiones, pues algunas de ellas también se heredan. Estos son algunos pasos básicos para que se pueda llevar a cabo el traspaso de dominio de esos bienes de forma organizada.

Recolección y trámites de documentación

Una vez la persona fallece, para llevar a cabo un proceso de este tipo, es necesario recolectar y tramitar algunos documentos:

• Cancelación del RUT del fallecido.
• Tramitar certificado o acta de defunción.
• Obtener los registros civiles de nacimiento de los herederos.
• Registro civil de matrimonio del fallecido.
• Recolectar los documentos que acrediten la titularidad de los bienes del causante.

Administración

Para la administración, se debe realizar un proceso de inventario y avalúos de los bienes del causante. Una vez se tenga esto claro, se procede a administrar dichos bienes, como puede ser, en el caso de un inmueble, el pago de impuestos, servicios públicos, entre otros.

Solicitud ante notaría o demanda de apertura ante juzgado

Tras identificar aquellos bienes, se debe realizar la solicitud ante una notaría o la apertura de una demanda ante un juzgado. Cuando este proceso se realiza a través de una notaría, es porque hay acuerdo entre los herederos. No obstante, cuando se realiza por vía judicial, es debido a un desacuerdo o conflicto a la hora de la repartición.

Liquidación, partición y adjudicación

Una vez se realiza la tarea de liquidar, es decir, determinar cuáles son las deudas del causante y descontarlas del activo bruto, se especifican los bienes a entregar a los herederos. Hecho esto, el proceso de partición o distribución varía de acuerdo con el testamento o el acuerdo entre los herederos. Si hay conflicto entre estos, se realizará por vía judicial. Posteriormente, se realiza la adjudicación, la cual consiste en distribuir, de manera individual, los bienes del causante.

Al tener claras estas pautas básicas es posible comprender el proceso de sucesión. Para el caso de las inversiones se recomienda avisar a familiares más cercanos qué productos y en qué entidad financiera se tienen, para facilitar el proceso de repartición. Es importante contar con la asesoría de un experto.

Lo invitamos a leer el artículo “Dudas frecuentes sobre las sucesiones en Colombia