Dudas frecuentes sobre las sucesiones en Colombia

Dudas frecuentes sobre las sucesiones en Colombia
Dudas frecuentes sobre las sucesiones en Colombia

El derecho de sucesiones o sucesorio, tiene como objetivo determinar el destino de los activos y pasivos de un fallecido. En Colombia por medio de este derecho se reparten, distribuyen y asignan los bienes (entre los que se encuentran algunas inversiones) y obligaciones de una persona fallecida, que en términos legales es denominada “causante” y los herederos, quienes son denominados “causahabientes” según la legislación.

Este proceso se puede llevar a cabo de dos maneras: la primera, es a través de un notario. Esto sucede cuando la repartición se realiza en común acuerdo o según el testamento del causante. La segunda, se realiza por medio de un juez, lo cual es necesario cuando no hay acuerdo o testamento. En este caso, es preciso acudir a la vía judicial.

Tipos de sucesiones

Existen dos tipos de sucesiones. La primera es la Sucesión Testada y corresponde a la que está especificada en un documento formal llamado testamento, el cual es escrito previamente como registro de la voluntad del causante y cuyos requisitos se encuentran dispuestos en los artículos 1067 y siguientes del Código Civil colombiano.

La Sucesión Intestada es la segunda figura y la que ocurre en la mayoría de los casos, se caracteriza por no tener ninguna manifestación de la voluntad del causante de manera formal, es decir, ningún documento que especifique cuáles son los deseos del causante en cuanto a sus bienes. En este caso, los derechos y obligaciones deben ser adjudicados a los herederos de acuerdo a las órdenes hereditarias dispuestos en la ley.

Estas órdenes hereditarias se encuentran descritas en los artículos 1045 y siguientes del Código Civil. Se divide en cinco diferentes órdenes, en los cuales se especifican las directrices que estipula la ley en los casos en los que debe intervenir, haciendo cumplir los parámetros necesarios para la distribución de bienes.

Este tipo de herramientas jurídicas están pensadas para contribuir con la repartición de los bienes y obligaciones obtenidas en vida que esté acorde a la voluntad de los causantes, según sea posible, con el objetivo de facilitar el proceso para la familia y allegados en esos difíciles momentos. Los recursos que se encuentran en algunos productos de inversión como los Fondos de Inversión Colectiva o los Fondos Voluntarios de Pensión también ingresan a este proceso.

Lo invitamos a leer el artículo “Cuatro productos de inversión para personas naturales: conozca cómo y quiénes los heredan“.