Digitalización, el pilar fundamental de la inclusión financiera

Digitalización, el pilar fundamental de la inclusión financiera

La Superintendencia Financiera de Colombia y la Banca de las Oportunidades hicieron público el informe de inclusión financiera 2018. El actor principal de este informe, el héroe que destacaron estas entidades, fue la tecnología. Gracias a ella, hoy el indicador de cobertura financiera está en 81,4%. Es decir que 8 de cada 10 adultos en Colombia tienen acceso a dicho sistema.

Lo anterior significa que, de los 34 millones de adultos que hay en el país, 28 millones cuentan con algún producto financiero. De los 6 millones sin acceso, el 40,9% se encuentra en las ciudades, el 34% en municipios rurales, y el 25,1% en ciudades intermedias.

Este es un avance importante, si se tiene en cuenta que en 2008 solo el 55,5% de la población adulta hacía parte del sistema financiero.

El producto estrella de la bancarización

Sin duda el producto estrella es la cuenta de ahorros. El informe señala que hay 25,8 millones de adultos con este producto. Le sigue la tarjeta de crédito, utilizada por 8,9 millones de personas mayores de edad. El top 3 lo cierra el crédito de consumo, utilizado por 6,9 millones de habitantes.

Lo invitamos a leer el artículo “Tendencias tecnológicas que están transformando el sector financiero

A pesar del protagonismo que tiene la cuenta de ahorros, hay un dato que no puede pasar desapercibido: para el cierre de 2018 más del 59% de estas cuentas tenían más de 6 meses de inactividad. Es decir que no habían registrado ningún movimiento en este lapso.

La inactividad de estas cuentas puede ser consecuencia de los procesos cíclicos de la economía. Hay periodos donde la economía se mueve más que en otros, como por ejemplo, en navidad, donde los colombianos gastan mayor parte de su dinero, razón por la que en meses posteriores, prefieren ahorrarlo.

La tecnología, protagonista en el proceso de inclusión financiera

Por primera vez en Colombia, en 2018 se registraron más transacciones digitales que las realizadas en oficinas bancarias. Por eso, el informe reconoce el papel protagónico que ha tenido la tecnología para que cada vez más adultos hagan parte del sistema financiero.

Mediante la Ley 1735 de 2014 se crearon las SEDPE (Sociedades Especializadas de Depósitos y Pagos Electrónicos). Las SEDPE simplifican la creación y el uso de productos financieros a través de la digitalización. Ahora por medio de un teléfono celular o un computador con Internet se pueden abrir diferentes productos financieros, como por ejemplo, los depósitos electrónicos, desde los cuales se pueden realizar transacciones, pagar facturas, recargar minutos para el celular, entre otros.

Los depósitos electrónicos, reglamentados antes de la creación de las SEDPE por el decreto 4687 de 2011, han sido una de las grandes transformaciones del sistema financiero, pues no es necesario abrir una cuenta de ahorros para tenerlo. Uno de los pioneros de este producto fue Davivienda con el monedero digital o depósito electrónico denominado Daviplata.

Actualmente, Colombia lidera el escalafón del Microscopio Global, realizado por The Economist Intelligence Unit. Este escalafón evalúa el ambiente para la inclusión financiera en 55 países. Además, de acuerdo con Erick Rincón, presidente de Colombia Fintech, Colombia es uno de los líderes en productos Fintech en Latinoamérica. En Colombia hay 148 de estos productos y solo es superado por Brasil, donde hay 400, y por México, donde hay 150.

Estos datos demuestran el esfuerzo que ha realizado el país en materia tecnológica para lograr la inclusión financiera de la población. La meta del Gobierno es que para el 2022 el 85% de la población haga parte de sistema financiero, como medida para contribuir a la reducción de la pobreza e impulsar la prosperidad. Una vez más, para lograr esta meta, la tecnología será el actor principal.