El cambio climático le podría costar al planeta US$314 mil millones, según el Banco Mundial

El cambio climático le podría costar al planeta US$314 mil millones, según el Banco Mundial

Una de las principales problemáticas a nivel mundial es el calentamiento global. Cada día aumenta la producción y lo mismo lo hacen los desechos. Desperdicios, contaminación industrial y la emisión de gases como el dióxido de carbono causan graves efectos en la atmósfera y en el aire que respiramos.

Lo invitamos a leer el artículo “Energía limpia e inagotable: así funciona la energía fotovoltaica

Por la masiva producción actual, el Banco Mundial ha encontrado que “para el 2030 el cambio climático y los desastres naturales pueden costar hasta US$314.000 millones anuales” al mundo. Por esto, el Banco Mundial realizó un estudio del cual surgieron tres ideas que pueden servir para mitigar los impactos negativos, construyendo comunidades sostenibles.

Aquí le contamos en qué consiste cada propuesta:

Financiar la nueva agenda urbana: La población rural está migrando a las ciudades. Así mismo, hay un fenómeno imparable de urbanización de las zonas rurales. En octubre de 2016, los países del mundo aprobaron la Nueva Agenda Urbana, con el objetivo de que estos procesos de urbanización avancen en torno al desarrollo sostenible. Esta agenda permitirá que dichos procesos y la construcción de nuevas ciudades, vayan en consonancia con el medio ambiente.

Promover el desarrollo territorial: “El 1,5% de las tierras del mundo alberga la mitad de su producción”, afirma el documento. Por eso, la propuesta consiste en promover la integración entre los lugares que generan buenos resultados y los que no, para mitigar las desigualdades que minan el desarrollo. Promoviendo la integración se logrará que haya vínculos entre las personas de diferentes lugares, generando nuevas oportunidades.

Mejorar la resiliencia urbana ante el cambio climático y los riesgos de desastres: Diferentes entidades han ayudado a las ciudades principales a “conseguir el financiamiento que necesitan para crear resiliencia ante el cambio climático y los riesgos de desastres”.

Hay problemas que no se pueden evitar, pero existen medidas que se pueden tomar para que cuando llegue el momento se esté preparado, y por lo tanto, los daños sean menores.

Por ejemplo, de acuerdo con el Banco Mundial “más del 90% de todos los centros urbanos se encuentran ubicados en zonas costeras”. Esto hace que estén expuestos a fenómenos naturales como los huracanes, inundaciones, entre otros. La construcción de edificaciones fuertes, medidas para agilizar la atención ante emergencias y mecanismos de alerta temprana mitigan las consecuencias de desastres naturales de este tipo.

Tener en cuenta las propuestas planteadas por el Banco Mundial, tanto en el campo como en la ciudad, puede dar lugar a la solución de problemáticas que están siempre presentes y con ello aumentar el crecimiento y desarrollo económico del mundo, con el fin de mitigar los daños ambientales que ha causado el ser humano a través de los años.