El ciclo de vida económico del inversionista

El ciclo de vida económico del inversionista

A medida que pasa el tiempo, todo individuo, independientemente de su religión o nacionalidad, aprende sobre la importancia que tiene llevar una vida económica equilibrada, razón por la que es muy importante cuidar de las decisiones financieras.

Cada persona tiene su propia línea del tiempo financiera, en la cual marca, simbólicamente, las decisiones que definen su pasado, presente y futuro. El orden es aleatorio y las prioridades son diferentes en cada caso, sobre todo en cada generación. Sin embargo, sin importar el orden, toda acción tiene una consecuencia y, por lo tanto, una implicación que puede ser positiva o negativa.

Lo invitamos a leer el artículo “¿Sueña con emprender? Llegó el momento de arriesgarse

Le presentamos algunas de las acciones que puede incluir en su línea de tiempo para así hacer de su ciclo de vida económico una oportunidad de crecimiento. Si continúa leyendo, es probable que alguno de los elementos mencionados pueda beneficiarlo.

  1. Iniciar la vida crediticia: Dependiendo de la tasa de interés del mercado, iniciar una vida crediticia puede ser el apoyo que usted necesita para crecer. Es normal que en diferentes momentos no cuente con los recursos necesarios para cumplir con sus responsabilidades o para emprender. Por esto, iniciar una vida crediticia es ideal, pues le permite contar con un medio para enfrentar cualquier tipo de situación, accediendo a créditos con entidades legalmente vigiladas y autorizadas.
  2. Ahorrar: Ahorrar implica, dependiendo de la tasa de interés del mercado, enfrentarse a la decisión de sustituir consumo presente por retornos futuros adicionales. Muchas veces, ahorrar resulta mejor que gastar. Contar con un medio de reserva para responder en momentos de crisis puede ser positivo.
  3. Invertir: Cada vez son más los proyectos que existen para invertir su dinero. Invertir implica la posibilidad de generar rendimientos y utilidades futuras, aunque también trae consigo un determinado nivel de riesgo.
    Al invertir correctamente, su capital puede convertirse en el motor de crecimiento que toda su vida ha esperado. Evalúe muy bien las oportunidades de invertir antes de hacerlo.
  4. Contribuir: La contribución por medio de los impuestos puede beneficiar enormemente a una sociedad. Este medio está diseñado para redistribuir los ingresos de un país de los sectores productivos en general, a los más necesitados. Los impuestos son el medio para brindar a miles de personas las oportunidades que por diferentes factores aleatorios de su vida no pueden tener. En su ciclo de vida económico responder al sistema tributario es importante. Por esto, evalúe muy bien el porcentaje de su dinero que debe mantener como fondo de reservas para asumir lo que este sistema solicita.
  5. Gastar: Gastar implica también aportar en el movimiento inherente de toda economía. Por esto, al iniciar su vida económica es importante tener consciencia de qué porcentaje de sus ingresos puede gastar.

Por último, no se olvide de disfrutar el dinero que ha obtenido. De nada sirve trabajar para ganar si no se tiene un incentivo que sirva como fortaleza para continuar. Dedique un tiempo para aprovechar las cosas que ha adquirido, solo así entenderá el sentido de ellas y del tiempo y esfuerzo que ha implicado obtenerlas.