¿Sueña con emprender? Llegó el momento de arriesgarse

¿Sueña con emprender? Llegó el momento de arriesgarse

Convertir su idea de negocio en una empresa rentable es el sueño de muchos colombianos, sin embargo, una de las razones que detienen a muchos emprendedores es que no cuentan con los recursos económicos necesarios para iniciar.

Dedicación, compromiso y sobre todo mucha disciplina es lo que realmente se necesita para convertir una simple idea en un gran proyecto. La gran mayoría, a la hora de comenzar, piensan que necesitan un gran capital, pero la experiencia y evidencia en cientos de casos de éxito demuestran que en realidad no se necesita una gran suma de dinero cuando se quiere iniciar un negocio.

De hecho, uno de los errores que más cometen quienes quieren emprender es esperar a tener todos los recursos para iniciar, de manera que empiezan a aplazar el inicio y poco a poco van posponiendo su sueño, hasta el punto de no desarrollarlo nunca, y es que si hay algo claro es que no todo siempre funciona como muchas veces lo pensamos. Hay cientos de historias en el mundo de empresas que tenían todo el dinero para comenzar, pero que la idea no era buena o no se desarrolló como debía y al cabo de unos años simplemente fracasaron.

Lo invitamos a leer el artículo “Ocho libros que todo emprendedor debería leer“.

El mundo del emprendimiento es una montaña rusa constante, en la que cada día es una nueva lucha por salir adelante y en la que nunca se puede sentir completamente seguro, así que más allá del dinero inicial, que por cierto se puede conseguir de muchas maneras, ser creador de negocio es realmente querer retarse y salir de la zona de confort a diario.

Pero bueno, hablemos de soluciones para aquellos que sueñan con emprender y no tienen los recursos, pues la gran salida es la búsqueda de financiación. Si dentro de sus objetivos está ser un emprendedor, la financiación es una alternativa a la que no hay que temerle, en especial si realmente usted cree en su idea y no le teme a arriesgarse.

Elija el escenario que pueda ser perfecto para usted. Actualmente hay gran cantidad de opciones de entidades privadas para obtener ese capital inicial, pero también puede optar por el conocido y más usado recurso de financiación de las startups y es el «Friends, family and fools», que se trata de aquellas personas cercanas que por su estrecho lazo sentimental están dispuestos a apostarle su negocio.

Aunque el capital que estos últimos puedan ofrecer no siempre es el más alto, sin duda sí ayudará a dar ese empuje inicial que todos necesitamos. La invitación es clara: si tiene alma de emprendedor, arriésguese y dedíquese a trabajar por sus sueños sin importar que tan difíciles y retadores se puedan volver.