El papel que jugará la inversión sostenible en la recuperación económica

El papel que jugará la inversión sostenible en la recuperación económica
El papel que jugará la inversión sostenible en la recuperación económica

El COVID-19 ha generado una emergencia sanitaria, económica y social que ha afectado fuertemente la estabilidad mundial. Esta crisis, sin duda alguna, ha demostrado la interdependencia de las diferentes esferas de la sociedad, la importancia de pensar en lo colectivo y la vulnerabilidad humana. Todo esto ha hecho que nos replanteemos muchas cosas, una de ellas es enfocarnos en alcanzar una recuperación económica en armonía con nuestro entorno. Es decir, no solo pensar en la recuperación, sino en cómo vamos a llegar a ella.

Es ahí donde la inversión sostenible cobra importancia. Las inversiones responsables ahora más que nunca juegan un papel protagonista, pues el COVID-19 sirvió como referencia de algunos riesgos a los que nos enfrentamos en el futuro si no cambiamos nuestros hábitos como sociedad. Este es un llamado a hacer frente a algunas de las problemáticas ambientales y sociales más urgentes en la agenda, como el cambio climático.

Las inversiones con criterios Ambientales, Sociales y de Gobierno corporativo (ASG) cada día se vuelven más atractivas para inversionistas institucionales y, no solo por una cuestión ética, también porque disminuyen los riesgos del entorno, alcanzando rentabilidades más altas que los activos tradicionales, según la Comisión Europea en el Plan de Finanzas Sostenibles. Durante la pandemia ha sido posible evidenciar esto, pues los mercados financieros pasaron por momentos difíciles y los activos sufrieron pérdidas históricas, sin embargo, las empresas con criterios ASG tuvieron mejor desempeño y se recuperaron antes.

Por lo general, las compañías que se rigen por los criterios ASG tienen mejores prácticas, modelos de negocio responsables y están asociadas a altos estándares de calidad, por lo que están menos expuestas a riesgos extra financieros y pueden tener un mejor manejo en tiempos de crisis. Estas situaciones, poco a poco, han llevado a un cambio de mentalidad y una transición hacia un estilo de vida más sostenible derivada de una preocupación mundial por tener un medio ambiente sano.

En conclusión, la inversión sostenible tendrá un papel protagonista en el proceso de recuperación económica, no solo porque existe una mayor demanda y una preocupación de la sociedad por alinear sus finanzas con sus valores, sino porque estos vehículos están expuestos a menores riesgos, tienen mejores retornos y tienen una perspectiva de crecimiento a largo plazo. De alguna forma, las inversiones con criterios ASG son un gana-gana, pues pueden acercarnos a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, a conseguir mayores rentabilidades y contribuir a la recuperación.

Lo invitamos a leer el artículo “Inversiones con criterios ASG: rentabilidad con responsabilidad