Elementos que no puede pasar por alto antes de invertir en el exterior

Elementos que no puede pasar por alto antes de invertir en el exterior
Elementos que no puede pasar por alto antes de invertir en el exterior

Cuando se realiza una inversión internacional, las personas tienen la oportunidad de rentabilizar su dinero y diversificar su capital. Sin embargo, hay factores que los individuos deben tener en cuenta a la hora de poner a trabajar el dinero en el exterior, entre los que se encuentran: el perfil del inversor, el riesgo, la selección del intermediario, la vinculación como cliente y los impactos que la inversión pueda llegar a generar.

Perfil del inversor. Como en toda inversión, usted debe definir el propósito de la inversión, el monto, el tiempo en el que espera redimirla, la expectativa del retorno sobre esa inversión y el riesgo que está dispuesto a asumir para obtener rentabilidades, entre otros elementos. Frente a ello, tenga presente que, en una inversión en el exterior, usted debe evaluar los riesgos asociados al país y el emisor donde invierte.

Intermediario. El éxito de su inversión podría estar determinada por la correcta selección de su intermediario, que es una entidad ubicada en el país de residencia o en el exterior que se dedica al negocio de la compra y venta de valores. En este sentido, usted debe verificar que esté regulado y vigilado por algún ente supervisor en el país donde se encuentre y revisar las normas de protección al inversionista.

Formularios para la vinculación como cliente. Cualquier intermediario de valores deberá llenar unos formatos llamados “formularios de vinculación”, que es una declaración jurada con la información de residencia fiscal. Según lo exigen los acuerdos de intercambio de información con fines fiscales, firmados en varios países en el mundo, los inversores tienen que diligenciar el FATCA y el CRS.

  • FATCA (Foreign Account Tax Compliance Act). Es la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas Extranjeras, promulgada en Estados Unidos en 2010 e implementada en distintos países. En el caso de que la inversión esté cobijada por este, deberá completar los formularios W8 y W9, que equivalen a una declaración jurada solicitada por las autoridades de impuestos de Estados Unidos, para realizar las retenciones fiscales correspondientes. Ambos formularios se deben actualizar obligatoriamente cada tres años.
  • El CRS (Common Reporting Standard). Corresponde a una serie de reportes comunes acordados por los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En él se incluye la información del dueño de los recursos, el saldo e ingresos del beneficiario final.

Impactos de la inversión. Es importante revisar con un abogado y un contador el impacto legal, cambiario fiscal y contable que las inversiones en el exterior puedan llegar a generar en su balance o renta.

Para todos los inversionistas los impactos no son iguales, estos dependerán de la estructura con la cual se está realizando la inversión en el mercado de valores y las normas que rijan en el país de residencia fiscal del titular de la cuenta. Por ejemplo: si una persona se encuentra ubicada en Colombia y realiza una inversión en dólares en Estados Unidos, deberá incluir en su declaración de renta todo lo que posee en territorio estadounidense.

Lo invitamos a leer el artículo: “Entérese cómo invertir en el exterior”. 

Así, para realizar una inversión en el exterior no debe olvidar definir su perfil, estudiar y seleccionar el intermediario adecuado conforme a sus propósitos y a la normativa vigente, diligenciar los formatos que permitan la vinculación como cliente, analizar los impactos que la inversión le pueda generar y asesorarse de personas y/o entidades certificadas para este tipo de inversión.