La economía colaborativa, un interesante modelo para generar ingresos

La economía colaborativa, un interesante modelo para generar ingresos
La economía colaborativa, un interesante modelo para generar ingresos

Supongamos que usted tiene un balón de básquetbol que ya no utiliza y está ocupando espacio en su casa. En vez de desecharlo, ¿qué tal venderlo o alquilarlo a alguien que esté buscando uno? Ahí está el corazón de la economía colaborativa. Un modelo basado en el intercambio de productos o servicios entre particulares a cambio de una compensación, por lo general, de carácter monetario. Las personas involucradas en la transacción se conectan a través de plataformas digitales.

Por eso, al hablar de economía colaborativa también es necesario hacerlo del mundo digital. Los avances tecnológicos han permitido que las personas estén conectadas a Internet de forma permanente y a bajo costo. Esta característica ha facilitado el desarrollo de este modelo, pues la plataforma funciona como lugar de conexión entre quienes buscan un producto o servicio y quienes están dispuestos a ofrecerlo.

Empresas como Uber, Rappi, Mensajeros Urbanos o Airbnb son intermediarios que conectan a estas personas. Quienes ganan dinero por medio de ellas tienen un alto grado de autonomía, pues no deben cumplir horarios y en ocasiones, no son empleados directos de estas compañías.

Existen diferentes modelos de negocio a través de la economía colaborativa. Por ejemplo, hay plataformas que facilitan la compra y venta de productos de segunda mano, algunas conectan a personas interesadas en invertir con emprendedores en busca de inversionistas y otras permiten compartir trayectos en carro.

Este tipo de negocios demuestran que, entre los particulares pertenecientes a una sociedad, es posible satisfacer algunas necesidades al tiempo que se genera una fuente de ingresos. De acuerdo con un informe de la Escuela de Turismo Ostelea, para 2025, solo en Europa, la economía colaborativa podría mover cerca de €300.000 millones al año.

Durante la pandemia de COVID-19, algunos negocios de economía colaborativa se han visto beneficiados. Es el caso de aquellos que ofrecen el envío de domicilios.  No obstante, otros que ofrecen transporte de pasajeros y hospedaje se han visto fuertemente afectados.

De cualquier manera, la economía colaborativa, incluso en épocas donde el distanciamiento social es una regla, es una oportunidad para que particulares puedan generar ingresos prestando sus servicios o vendiendo sus productos en un modelo donde todos tienen algo por ganar.

Lo invitamos a leer el artículo “Emprendedores pueden adquirir una microfranquicia desde $12 millones