La importancia de la salud fiscal del país

La importancia de la salud fiscal del país
La importancia de la salud fiscal del país

El gasto público es un componente fundamental para el bienestar de la sociedad, pues a través de este es que el Gobierno puede proveer bienes públicos, mejorar la infraestructura del país, brindar educación, salud pública, seguridad, justicia y demás. Pero, ¿cómo obtiene recursos el Estado?

Los Gobiernos tienen dos maneras de financiar el gasto: recaudar impuestos o emitir deuda. Los impuestos son aportes que las personas y empresas deben pagar al Estado, mientras que la deuda pública es el conjunto de obligaciones que tiene una nación con entidades particulares u otros países. No obstante, como la deuda hay que pagarla posteriormente, puede entenderse como una forma de tributación futura.

¿Por qué es tan importante tener en orden las finanzas del país?

Los impuestos cumplen diferentes roles en la sociedad:

  • Sostenimiento del gasto público: El sistema tributario es la principal fuente de ingresos del Gobierno. El dinero que recibe el Estado por parte de sus ciudadanos y las empresas es primordial para que logre cumplir los objetivos propuestos y provea bienestar a la comunidad.
  • Redistribución de la renta: Colombia es un país con un alto grado de desigualdad y, por lo tanto, los impuestos pueden ser de gran utilidad para redistribuir la renta y reducir la concentración de la riqueza en el país. La política fiscal puede ayudar a mejorar la igualdad de oportunidades y la movilidad social de los colombianos.
  • Suavizar los efectos de las crisis: Las medidas de política fiscal pueden ser un instrumento para mitigar las consecuencias de las crisis. Un claro ejemplo es el que vivimos actualmente con la llegada del COVID-19. El Estado ha puesto a disposición recursos que no estaban previstos para disminuir el efecto de la pandemia en cuanto a salud pública, quiebra de empresas, desigualdad, desempleo y demás. Sin los impuestos ni la deuda, sería casi imposible financiar un gasto social de tal magnitud.

Finalmente, tener un buen sistema tributario es esencial para el bienestar, la salud fiscal y el desarrollo de una sociedad. Las empresas y los ciudadanos cumplimos un papel significativo en la salud fiscal del país y tenemos una responsabilidad en ese sentido con los demás. Los impuestos, administrados de manera adecuada, pueden ayudarnos a ser el país que queremos.

Lo invitamos a leer el artículo “El Nuevo Compromiso por el Futuro de Colombia, en aras de la recuperación económica