La Ley que beneficia a las mipymes y que podría impactar en su crecimiento

La Ley que beneficia a las mipymes y que podría impactar en su crecimiento
La Ley que beneficia a las mipymes y que podría impactar en su crecimiento

Las mipymes tienen un papel protagónico en la economía colombiana. De acuerdo con cifras replicadas por El Tiempo, el 96% de las empresas del país pertenecen a este segmento. Así mismo, aportan el 40% del PIB de la Nación y de cada 10 empleos nuevos, 8 son generados por este tipo de compañías.

A pesar de su importancia, muchas de ellas ven afectada su liquidez y flujo de caja debido a la demora en el pago de sus facturas. El senador ponente de la Ley de Pago a Plazos Justos, citado por el mismo diario, aseguró que el 40% de las mipymes reciben el pago de sus facturas en un plazo de 90 días y el resto en tiempos más prolongados.

Esto representa un problema para un segmento de tanta relevancia para el país, pues muchas de estas empresas se ven obligadas a acudir a mecanismos de financiación, como los créditos, para poder hacer frente a sus obligaciones, lo que limita su capacidad de crecimiento e innovación.

¿En qué consiste la Ley de Pago a Plazos Justos?

El 17 de junio de 2020 se aprobó en último debate la Ley de Pago a Plazos Justos, la cual entrará en vigencia el 1 de enero de 2021. De acuerdo con la norma, durante el primer año las empresas tendrán la obligación de pagar sus facturas a sus proveedores en un plazo máximo de 60 días calendario. A partir del segundo año el plazo se reducirá a 45 días. Si bien la norma aplica para el sector público y privado, el sector salud tendrá 3 años para empezar a cumplir con los tiempos establecidos.

Con esta medida, Colombia se suma a países como Chile, Reino Unido, España o Australia que cuentan con leyes similares para proteger a las mipymes.

Los beneficios que podría traer esta Ley para la economía del país

El hecho de que las mipymes reciban de manera más rápida el pago de sus facturas, contribuirá con su liquidez. De acuerdo con el creador de la Ley, esto haría que dichas empresas tengan mayor capacidad de invertir e innovar, lo cual podría tener un impacto en sus oportunidades de crecimiento.

Con esta norma gana la economía, dado que, si las empresas cuentan con un flujo de caja que les permita innovar e invertir, hay más opciones de que crezcan, generen empleo y contribuyan cada vez más con el crecimiento económico del país.

De acuerdo con la OCDE, las buenas prácticas comerciales en esta materia aumentan el PIB de un país en 0,3 puntos. Pronto veremos si, efectivamente, la Ley tuvo los resultados esperados beneficiando a todos los colombianos.

Lo invitamos a leer el artículo “Por COVID-19 ahora empresas SAS pueden emitir en bolsa