Oportunidades de inversión en la reducción de emisiones de CO2

Oportunidades de inversión en la reducción de emisiones de CO2
Oportunidades de inversión en la reducción de emisiones de CO2

Los polos se están descongelando a velocidades abruptas. Entre 2011 y 2015 la temperatura del planeta aumentó 0,2 °C, según las Naciones Unidas. Entre 2014 y 2019, la emisión de dióxido de carbono (CO2) alcanzó récords históricos y el incremento del nivel del mar se aceleró. Incendios forestales, tormentas devastadoras, pérdida de fauna y flora, hundimiento de algunas islas, entre otros fenómenos, son consecuencias directas del actuar del ser humano.

Estas conclusiones derivadas de un estudio de las Naciones Unidas, dan cuenta de los graves efectos del cambio climático. Las sociedades modernas, a costa del bienestar del planeta, desarrollan industrias que producen gases de efecto invernadero (GEI).

¿Por qué se produce el cambio climático?

La radiación procedente del sol ingresa a la superficie terrestre. Parte de esta energía es absorbida por la atmosfera, otra se queda en las nubes y la restante llega a la superficie terrestre. Esta radiación calienta la tierra y permite que haya vida. Sin embargo, los GEI, producidos mayoritariamente por la acción del ser humano, retienen esta energía haciendo que la temperatura de la superficie se eleve aceleradamente, causando daños irreparables en el planeta tierra.

Como mecanismo para frenar este flagelo, varios países del mundo se han comprometido a contribuir para reducir los GEI. Sin embargo, los esfuerzos adelantados parecen no estar teniendo resultados. Las emisiones de GEI vienen aumentando y los efectos cada vez son más notorios.

¿Qué es el mercado de carbono?

Es el comercio de emisiones de GEI, donde los oferentes buscan obtener ingresos monetarios por medio de la venta de la reducción de GEI, y los compradores buscan cumplir con metas de disminución de emisiones o compensación de las mismas para fines institucionales. Actualmente hay mercados a nivel subnacional y nacional, principalmente en Europa, China y California (Estados Unidos).

¿Hay oportunidades de inversión en Colombia en la reducción de GEI?

Este es un mercado nuevo y poco explorado. Por tanto, resulta ser una opción con demanda, pero poca oferta. En Colombia, según Semana Sostenible, durante los últimos 10 años las emisiones de GEI aumentaron en un 24% respecto a los 10 años previos. Las principales causas fueron la deforestación, la agricultura, el sector de minas y energía, transporte y manufactura.

Por eso, el Decreto 927 de 2017 dio vida al impuesto al carbono que grava a los actores de la cadena de valor de la gasolina, kerosene, jet fuel, ACPM, fuel oil y gas natural, este último solo para el uso en la industria de la refinación de hidrocarburos y la petroquímica. Según el Ministerio de Ambiente, “las emisiones debidas a estos combustibles representan cerca del 27% de las emisiones totales del país”.

Básicamente, este decreto obliga a todos estos actores a pagar el impuesto o, en su defecto, a implementar proyectos que logren reducir las emisiones de GEI. El problema es que hay pocos proyectos de este tipo, por lo que empezar a ofertarlos representa una interesante opción para los inversionistas. Los recursos de este impuesto se destinan a contribuir con el mejoramiento y la conservación de los diferentes ecosistemas en el país.

A pesar de los esfuerzos de algunas naciones del mundo, el Banco Mundial afirma que “solo el 20% de los GEI están cubiertos por un precio de carbono y menos del 5% tienen valores consistentes para lograr los objetivos propuestos en el Acuerdo de París”.

Se espera que, con el desarrollo y crecimiento del mercado de carbono, los países del mundo contribuyan con la reducción de GEI y muten paulatinamente a un modelo sostenible donde las futuras generaciones no tengan que pagar los platos rotos de un desacierto histórico y repetitivo. En la Conference of the Parts (COP) 25 en Madrid, el tema del mercado de carbono (artículo 6 del Acuerdo de París) fue abordado, pero no se llegó a ningún acuerdo. Se espera se pueda alcanzar uno en la próxima COP.

Lo invitamos a hacer el test “¿Qué tanto sabe de inversiones sostenibles?