Oportunidades de inversión en los mercados emergentes

Emerger significa brotar, salir a la superficie. En los años ochenta, Antoine W. Van, funcionario del Banco Mundial, mencionó por primera vez el concepto de economías emergentes para referirse a aquellas que crecían más rápido que las desarrolladas y que se industrializaban e internacionalizaban cada vez más.

El índice MSCI Emerging Markets incluye a 24 países cuyas economías son denominadas emergentes. Entre esos está Colombia. Según cifras del Fondo Monetario Internacional (FMI), desde el 2013 las economías emergentes aportan más de la mitad del PIB mundial.
Actualmente, con la incertidumbre por los bloqueos económicos y las tensiones comerciales de las grandes potencias, los inversionistas tienden a buscar refugio en economías desarrolladas retirando sus inversiones de las emergentes. Sin embargo, algunos analistas califican esta decisión como errónea.

Lo invitamos a leer Inversionistas se alejan de los mercados emergentes. ¿Cómo afecta a Colombia?

Los países con mercados emergentes crecerán más que los países desarrollados
Según el FMI, las economías emergentes crecerán 4,1% en 2019 y 4,7% en 2020, mientras que las economías desarrolladas lo harán 1,9% este año y 1,7% el próximo. Además, el riesgo de invertir en estos países ha disminuido gracias a la mejora en sus instituciones y en las reglas de juego para inversionistas. Estas dos razones, además de sólidas, no son las únicas. Nick Timberlake, jefe de renta variable en economías emergentes en HSBC Global AM comentó para el portal español Estrategias de Inversión, otras razones para invertir en los mercados emergentes:

● La renta variable ha crecido en un 8% entre enero y octubre, y se espera que continúe creciendo.
● Algunos países con economías emergentes están otorgando estímulos fiscales para promover la inversión, por lo que hay mayores probabilidades de crecimiento.
● En 2019, las empresas de las economías emergentes tendrán un crecimiento del 5% en beneficios y en algunos sectores será incluso del 20%.
● Los inversionistas han infravalorado a los mercados emergentes y basados en titulares de prensa han retirado su dinero de estos países. La venta y la menor demanda permite encontrar inversiones a bajos costos.
● Las empresas de los mercados emergentes están menos valoradas que las de Estados Unidos. Es decir, son más baratas y asequibles.
● Según Forbes, los mercados emergentes han diversificado sus economías y ya no dependen tanto de las materias primas, por lo que la volatilidad es menor.

Teniendo en cuenta estos argumentos y las cifras del FMI, podríamos concluir que la salida de los inversionistas de estos mercados corresponde en parte a una lectura errónea de la actualidad, así que, si quiere invertir, ¡es momento de hacerlo en las economías emergentes!