¿Qué sucede con los créditos y CDT cuando el Banco de la República baja la tasa de interés?

El 29 de mayo de 2020 el Banco de la República decidió reducir la tasa de interés a 2,75%, la más baja en la historia del país.
El 29 de mayo de 2020 el Banco de la República decidió reducir la tasa de interés a 2,75%, la más baja en la historia del país.

El 29 de mayo de 2020 el Banco de la República decidió reducir la tasa de interés a 2,75%, la más baja en la historia del país. Esta decisión se toma evaluando factores como la tasa de desempleo, la situación del mercado, las expectativas de crecimiento, entre otros.

¿Qué significa que el Banco de la República baje la tasa de interés?

Cuando el Banco de la República baja la tasa de interés, disminuye el costo para el sistema financiero. Este último concepto hace referencia al valor por el cual la banca central le presta dinero a las demás entidades financieras, inyectándoles liquidez.

¿Con qué objetivo se baja la tasa de interés?

El propósito de esta medida es incentivar el consumo de los hogares, dado que las entidades financieras podrán prestar el dinero a menores costos, lo que se convierte en tasas más bajas para el consumidor financiero. Si este crece, también lo hace la producción y el empleo, contribuyendo con el bienestar de la ciudadanía. La tasa de interés disminuye cuando se necesita liquidez en la economía debido a situaciones que la han afectado, como en este caso, la pandemia generada por el COVID-19.

¿Cómo se ve reflejado en los créditos y CDT que ofrecen las entidades financieras?

Cuando usted pide un préstamo ante una entidad bancaria se compromete a pagar unos intereses. Entre más baja sea la tasa, menos paga. Sin embargo, la relación entre la disminución en la tasa de interés del Banco de la República y los intereses que cobra un banco por la colocación de dinero no es directa ni inmediata por dos principales razones, como explica el director de estudios económicos del Grupo Bolívar, Andrés Langebaek:

  1. El emisor disminuye la tasa de interés cuando hay alguna situación de riesgo o la economía se está contrayendo. Esto significa que aumenta el riesgo de impago de algunos ciudadanos y empresas, lo que es un factor imprescindible para evaluar la tasa de interés sobre la cual se otorga un crédito.Lo mismo sucede a nivel internacional: cuando el riesgo país aumenta debido a la situación económica de una nación, también lo hace la tasa de interés sobre la que le prestan entidades como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional.
  2. Las entidades financieras captan dinero a través de productos de ahorro como los CDT. Los CDT que se abrieron antes de la disminución en la tasa de interés, conservarán la tasa de retorno antigua y no se modificará ante la disminución del Banco de la República.

Por esto, no es lógico que las entidades financieras del sector privado bajen inmediatamente las tasas de interés de los créditos, pues no tendrían liquidez para prestar y realizar diferentes operaciones debido a que deben pagar los CDT originados previamente a tasas más altas.

De acuerdo con Andrés Langebaek, en una situación normal una disminución en el costo de fondeo se ve reflejado en las tasas de interés de los créditos del sector privado en un lapso de 6 a 12 meses, sin embargo, nos encontramos atravesando una situación con altos niveles de incertidumbre y sin precedentes en la historia reciente.

Lo invitamos a leer el artículo “El ciclo de vida económico del inversionista