Se avecinan nuevas oportunidades de inversión con la integración de las bolsas

Se avecinan nuevas oportunidades de inversión con la integración de las bolsas
Se avecinan nuevas oportunidades de inversión con la integración de las bolsas

En 2010 surgió el Mercado Integrado Latinoamericano (MILA) como resultado de la integración de las bolsas de valores de Chile, Colombia y Perú. Años más tarde, en el 2014, se incorporaría a este México, convirtiendo al MILA en el Mercado de Valores de la Alianza del Pacífico.

En sus inicios, la integración regional buscaba la fluidez del capital de los inversionistas y emisores en el mercado de los países miembros. No obstante, barreras existentes han impedido la sinergia total y el proceso no ha tenido el éxito esperado, en donde la unificación se ha ralentizado con el tiempo.

De esta forma, tras los problemas que ha presentado el MILA, la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), la Bolsa de Valores de Lima (BVL) y la Bolsa de Comercio de Santiago (BCS) están avanzando en la creación de una bolsa conjunta.

De acuerdo con el diario peruano El Comercio, Marco Antonio Zaldívar, expresidente de la BVL, mencionó que es más probable integrar las bolsas de valores colombiana, chilena y peruana gracias a características como su cercanía geográfica, semejanzas en su tamaño de mercado, afinidad en su política económica y demás.

México, por el contrario, aunque también conforma la Alianza del Pacífico, tiene condiciones diferentes como el tamaño de su mercado lo que hace más compleja su incorporación a un único espacio de negociación, según Zaldívar. De hecho, al unirse las bolsas de Colombia, Chile y Perú, su tamaño sería comparable al de la bolsa de México o Brasil, las cuales son las más grandes de la región.

La integración de bolsas tiene múltiples ventajas, entre ellas la posibilidad de ofrecer a las empresas mejores fuentes de financiación, brindarles a los clientes más opciones a la hora de invertir y, finalmente, visibilizar y aumentar el atractivo de los mercados de los países involucrados frente al resto del mundo.  De acuerdo con El Comercio, este tipo de integraciones ya existen en otros lugares del mundo y han generado más eficiencia en el mercado.

Por lo anterior, los países están avanzando para conseguir un mercado regional para la negociación de títulos. En este sentido, Juan Pablo Córdoba, presidente de la BVC, afirmó que ya se realizó un informe que estudia la viabilidad técnica del proceso y los diferentes caminos para avanzar en la integración.

Así, en diciembre de 2020, las bolsas de valores de Colombia, Chile y Perú firmaron un “Engagement Letter” con la banca de inversión Rothschild & Co, quien será la encargada de realizar el informe de valoración de los activos de las tres bolsas.

Según Valora Analitik, se contrató a este banco multinacional y empresa de servicios financieros de origen francés e inglés, con el objetivo de valorar a las bolsas y así conseguir la materialización de la integración de las infraestructuras y servicios de estas.

Ahora, los pasos a seguir son la valoración de las tres bolsas por parte de la banca de inversión y tener conocimiento de las tasas de intercambio para cada una de ellas. De acuerdo con Juan Pablo Córdoba, el proceso puede tardar de 18 a 24 meses.

En definitiva, a pesar de las barreras que han impedido la integración total de las bolsas de valores de Colombia, Chile y Perú, los países están avanzando para que el mercado regional para la negociación de títulos sea una realidad en América Latina.