¿WTI y Brent, cuál es la diferencia?

¿WTI y Brent, cuál es la diferencia?
¿WTI y Brent, cuál es la diferencia?

Recientemente, la referencia del petróleo West Texas Intermediate (WTI), en una situación sin precedentes, alcanzó un nivel de precios negativos de hasta –US$37.63 el barril. El barril de Brent, por su parte, también bajó de precio, pero se ubicó en US$19.33 y no llegó a desplomarse. Entonces, si en ambos casos se trata de petróleo, ¿a qué se debe esta brecha?

La razón principal es que el WTI y el Brent son dos tipos de petróleo distintos, no solo desde la perspectiva de su composición química, también de su extracción, zona geográfica y condiciones de los contratos, según afirma el área de Estudios Económicos de Davivienda. 

Primero, en cuanto a su composición y densidad, las dos referencias están catalogadas como petróleo dulce y relativamente ligero. Sin embargo, el WTI tiene un contenido de azufre menor al del Brent y es menos denso, haciéndolo más fácil de refinar.

Ahora bien, respecto a su ubicación geográfica, el WTI es extraído principalmente de los campos petroleros de los estados de Texas, Louisiana y Dakota del Norte en Estados Unidos y luego es enviado a Oklahoma para ser entregado. Por el contrario, el Brent se obtiene en más lugares del mundo, especialmente en el Mar del Norte, y es usado como referencia para 2/3 de los precios globales de petróleo, entre ellos el de Colombia.

Asimismo, ambos se ven afectados por distintas influencias geopolíticas. En el caso del Brent, por ejemplo, el precio puede variar por tensiones en el Medio Oriente, por el contrario, el WTI depende mayormente de los factores de oferta y demanda en Estados Unidos.

Adicionalmente, los tipos de contratos representan una diferencia importante entre estas referencias. La entrega del WTI se hace de forma física en Oklahoma, lo que hace que tenga altos costos de almacenamiento. Mientras tanto, la referencia Brent no tiene pactada una entrega física específica. Este último generalmente se transporta a donde exista demanda en la fecha estipulada en el contrato. Además, al producirse cerca del mar, sus costos de transporte son más bajos al WTI, haciéndolo más adaptable.

Dicho esto, la marcada diferencia de precio que se dio el 20 de abril cuando el contrato del WTI llegó a mínimos históricos negativos puede explicarse por la entrega física de esta referencia, sumada a las condiciones que ha generado el COVID-19. Ante la baja demanda de crudo, la sobreoferta en el mercado norteamericano y los altos costos de almacenamiento del WTI, algunos compradores estuvieron dispuestos a pagar por anular su contrato, llevando el precio del barril a un terreno negativo y aumentando la brecha con el Brent. 

Lo invitamos a leer el artículo “Tres afectaciones que tendrá Colombia por la caída del petróleo