Así se relacionan el riesgo y la rentabilidad en las inversiones

Así se relacionan el riesgo y la rentabilidad en las inversiones
Así se relacionan el riesgo y la rentabilidad en las inversiones

Invertir dinero y poner a rentar nuestros ahorros es una decisión importante que puede hacer crecer nuestras ganancias y patrimonio. Además, los retornos obtenidos pueden ayudarnos a cumplir nuestras metas, por ejemplo, comprar un carro, una casa, hacer un viaje e inclusive tener un plan de jubilación. No obstante, es fundamental considerar que, independientemente del tipo de inversión, siempre habrá algún riesgo involucrado. Partiendo de esto, entender la relación que existe entre riesgo y rentabilidad es relevante a la hora de invertir.

Para empezar, es clave entender los conceptos en cuestión. Por un lado, la rentabilidad es la capacidad de una inversión de generar beneficios adicionales al capital aportado en un principio, mientras que el riesgo es la probabilidad de que dicha inversión incurra en pérdidas , ya sea por factores financieros, económicos, operativos o de mercado.

¿Cómo se relacionan el riesgo y la rentabilidad?

Es común escuchar que “a mayor riesgo, más alta es la rentabilidad”, pero, ¿por qué?

Esta situación se da porque las inversiones con riesgos altos deben ofrecer rentabilidades mayores a las demás para lograr ser atractivas para los inversionistas, de lo contrario, nadie decidirá poner su dinero en ellas considerando que son menos seguras. Entonces, entre más riesgo se asume, más rentabilidad exigen los inversionistas.

Un claro ejemplo de esto son los bonos de los distintos países. Por ejemplo, los bonos del tesoro de Estados Unidos se consideran uno de los activos más seguros del mundo, por lo que rentan tasas bajas teniendo en cuenta su poco nivel de riesgo.  En octubre, la rentabilidad que estos bonos ofrecieron a 10 años fue de 0,841%, aproximadamente. Mientras tanto, un país emergente como Colombia debe ofrecer tasas más altas para atraer inversión considerando su contexto, deuda soberana y demás factores que lo hacen más riesgoso. En ese mismo mes, la rentabilidad de un bono del Estado colombiano a 10 años fue cerca del 5,1%.

En conclusión, si bien la rentabilidad y el riesgo están estrechamente relacionados, aceptar un mayor riesgo no garantiza necesariamente conseguir un rendimiento alto. Además, es fundamental conocer cuál es el perfil de riesgo de cada persona para así poder determinar qué portafolio de inversión es más adecuado dependiendo de sus metas y objetivos particulares.

Lo invitamos a leer este artículo: “Conocer el perfil de riesgo para invertir“.