Cómo evaluar la rentabilidad de un proyecto o negocio

El concepto de rentabilidad hace referencia al beneficio o ganancia que se ha obtenido de un recurso o dinero invertido, pero ¿cómo se puede medir concretamente la rentabilidad de su proyecto o negocio?

En el mundo de las finanzas la rentabilidad se conoce también como los dividendos percibidos de un capital invertido en un negocio o empresa. Se dice que una empresa es rentable cuando genera suficiente utilidad o beneficio, es decir, cuando sus ingresos son mayores que sus gastos, y la diferencia entre ellos es amplia.

El portal experto en Finanzas, Entrepeneur, asegura que la supervivencia de todo negocio reside en su viabilidad y esto hace que calcular la rentabilidad del mismo sea fundamental para asegurar el éxito de un proyecto o la continuidad de un negocio.

Es así que para medir la rentabilidad de un negocio se debe tener en cuenta la inversión inicial y la ganancia que ha generado. Dicha ganancia se determina específicamente por las utilidades, es decir la relación entre ingresos y gastos.

Ahora, para calcular la rentabilidad se deben dividir las ganancias (ingresos menos gastos) sobre la inversión inicial y este resultado se debe multiplicar por 100. Por ejemplo, si un negocio con una inversión de $12.000.000 ha generado una ganancia de $3.000.000 la rentabilidad de la inversión habrá sido de 25%.

Se puede decir entonces, que un negocio es rentable si las ganancias obtenidas son superiores a la inversión inicial. Si, por el contrario, las ganancias son mucho menores a la inversión inicial, esto es un indicador de que el negocio no está dando los resultados esperados, es decir no está generando ganancias o no es rentable.

Entrepeneur señala que se debe tener en cuenta, que entre menor inversión haya que realizar para obtener una misma rentabilidad a la que destinó para comenzar el negocio, mejor será el proyecto. Esto gracias a la rentabilidad, pues es esta la que determina cuánto será el porcentaje de rendimiento que se obtendrá en una inversión específica.

Esta fórmula para medir la rentabilidad de un negocio, es aplicable a todo tipo de negocios desde la tienda de barrio hasta el lanzamiento de una línea de negocio o la puesta en marcha de una nueva empresa. Recuerde que es importante evaluar de forma periódica las ganancias que está generando su negocio, pues la tasa de rentabilidad es un importante indicador del éxito del mismo o de la necesidad de realizar ajustes para lograr esa ganancia esperada.