Startups en América Latina: panorama y alternativas de inversión

Startups en América Latina: panorama y alternativas de inversión
Startups en América Latina: panorama y alternativas de inversión

América Latina se convirtió en un terreno fértil para las startups. Cada día, crece el número de actores que están entrando al mercado, con productos y servicios innovadores, que brindan soluciones a través de la tecnología.

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), desde 2016, el número de startups se ha triplicado. En Latinoamérica, se han identificado más de 1.000 empresas tecnológicas de reciente creación, valorizadas en más de US $200.000 millones.

Uno de los factores que ha contribuido al crecimiento de las startups ha sido el interés inversionista en la región. Según el informe “State of Venture Report” de CBInsights, citado por Statista, en el segundo trimestre de 2021, las compañías tecnológicas con sede en América Latina, atrajeron US $7.200 millones en inversiones de capital.

Se estima que, en el primer semestre de 2021, las startups latinoamericanas recaudaron US$9.300 millones. Una cifra que representa casi el doble de los números registrados durante todo el 2020 (US $5.300 millones), mencionó Statista.

Otro factor que ha ayudado al desarrollo de las startups ha sido el surgimiento de nuevas alternativas de inversión. A continuación, le explicamos algunas de ellas.

4 opciones de inversión en startups

  • Fondos de Capital Privado. Son definidos por Invest Bogotá como un vehículo de inversión administrado por profesionales, que reúne el capital de varias personas, para invertirlo en empresas con potencial de crecimiento económico que no cotizan en bolsa. De acuerdo con Forbes, estos fondos están dirigidos a personas con alta capacidad económica o excedente de capital, pues el monto mínimo de inversión suele ser alto. Por lo general, brindan al inversionista la posibilidad de invertir en un portafolio de startups, diversificando el riesgo.
  • Crowdfunding. Consiste en la financiación colectiva de un proyecto o empresa por medio de la recaudación de dinero a través de una plataforma online. Según Forbes, una de las ventajas que ofrece esta alternativa es que permite a las personas ser inversionistas de compañías, a partir de bajos montos de dinero y sin la necesidad de tener mucha experiencia en inversión.
  • Redes de ángeles inversionistas. Son definidas por Forbes como redes de personas que tienen en común el interés por invertir en empresas y oportunidades de negocio, que son presentadas a los miembros en diferentes reuniones. Son usuales en Estados Unidos y Europa. Sin embargo, en América Latina hay muy pocas. En Colombia destacan: la red de Rockstar y de la Fundación Bolívar.
  • Aceleradoras de startups. Harvard Business Review, citado por la Revista Semana, las define como instituciones que apoyan a las empresas en su etapa inicial para que crezcan, mediante la educación y financiación. Se estima que, en el mundo, hay 7.000 aceleradoras de startups y, en Colombia, operan alrededor de 38. En el país, destacan: Torrenegra Accelerate y Estratek, Endeavor, por mencionar algunas.

En definitiva, el interés inversionista por empresas de reciente creación y la existencia de varias opciones de financiación han contribuido al crecimiento de las startups en la región. Para más información lo invitamos a leer el artículo: “ABC para entender las startups y cómo invertir en ellas”.