Alternativas para tomar mis decisiones de inversión

Alternativas para tomar mis decisiones de inversión
Alternativas para tomar mis decisiones de inversión

El mercado de capitales ofrece distintas posibilidades para poner a rentar los recursos. Por eso, antes de decidir en qué activos y en qué momento invertir, por lo general, los interesados realizan un análisis y evaluación bursátil para determinar cuál es la opción que podría generar mayores rendimientos.

Entre los métodos utilizados para predecir el comportamiento del precio de un determinado instrumento financiero y el momento óptimo para poner a rentar los recursos, se encuentran: el análisis técnico y el análisis fundamental.

Ambos, son evaluaciones bursátiles que ayudan a los inversionistas a conocer los comportamientos futuros de un activo en la bolsa de valores. Sin embargo, estos enfoques se diferencian entre sí.

Análisis técnico: el pasado para pronosticar el futuro

Este método estudia la cotización de la acción en el mercado, el volumen bursátil y el interés abierto, que es el volumen de opciones financieras al alza o a la baja, en un momento determinado de tiempo. A partir del análisis de gráficas, que representan el precio de cotización que ha tenido determinado instrumento financiero y del balance de algunos indicadores, buscan anticiparse al comportamiento futuro de los activos en el mercado.

Así, observando lo sucedido en el pasado, pueden detectar tendencias y predecir futuras conductas y posibles variaciones en el precio. A partir de lo hallado en el estudio, los expertos determinan el mejor momento para invertir.

Análisis fundamental: información actual para predecir el futuro

Este enfoque estudia las fuerzas económicas que pueden afectar la demanda y la oferta de un activo financiero como, por ejemplo, cifras de empleo, medidas de los bancos centrales, exportaciones e importaciones, balanza comercial, Producto Interno Bruto (PIB), la información financiera, la estrategia de la compañía y demás.

Con base en esta información, se busca pronosticar el comportamiento del precio de un determinado instrumento financiero. De ahí que, su objetivo es determinar el valor intrínseco de un activo y valorizar las compañías de la bolsa de valores, a través del análisis cuantitativo de información pública y de todos los factores que pueden incidir en su precio a futuro.

Una de las ventajas de este enfoque es que permite comprender y observar de manera global lo que está sucediendo en el mercado financiero. Asimismo, posibilita conocer el valor real de un activo y proporciona a los inversionistas una visión del mercado a largo plazo.

¿Análisis técnico o análisis fundamental?

Elegir uno de los dos enfoques depende, en gran medida, de los conocimientos, aptitudes e intereses que tenga el inversor, pues, por ejemplo, para el técnico se requiere del estudio exhaustivo de gráficos, mientras que para el fundamental se necesita examinar la información actual que puede incidir en el precio.

Así, ninguno es mejor que otro. Sin embargo, combinar ambos enfoques le permitiría al inversionista tener una visión completa sobre en qué activo es conveniente invertir y cuál es el momento adecuado para hacerlo. Para conocer más sobre cómo invertir en las principales empresas del país, lo invitamos a dar clic aquí.

Lo invitamos a leer el artículo: “Conozca este novedoso instrumento de inversión: los bonos híbridos”.