Fintech y neobancos: la transformación de los servicios financieros e inversión

Fintech y neobancos: la transformación de los servicios financieros e inversión
Fintech y neobancos: la transformación de los servicios financieros e inversión

Las fintech o, también llamadas, empresas de tecnología financiera, han transformado la manera en la que las entidades bancarias operan, prestan sus servicios y ofrecen sus productos. Gracias a la implementación de soluciones tecnológicas, los clientes pueden realizar transacciones, gestionar sus finanzas e invertir a través de canales digitales.

Según Bloomberg, en América Latina, hay un total de 1.524 instituciones que ofrecen servicios financieros digitales, en las categorías de pagos (601), seguros (210), préstamos (491) e inversiones (222).

Respecto a Colombia, de acuerdo con Finnovista, en 2020, se identificaron 200 startups. La mayoría pertenecen al segmento de préstamos (25%), seguido por la categoría de pagos (22%) y tecnología empresarial para instituciones financieras (14%). Del total de startups, 34 se dedican a la gestión del patrimonio, es decir, al desarrollo de estrategias y productos de ahorro e inversión.

La transformación de los servicios financieros no se ha quedado ahí. De la mano de los avances tecnológicos surgieron una nueva generación de entidades que ofrecen servicios 100% digitales, donde podemos encontrar a los neobancos.

¿Qué son?

Los neobancos son entidades que ofrecen servicios de intermediación financiera de manera completamente digital, por medio de aplicaciones y plataformas, sin presencia de sucursales físicas. La mayoría brinda diferentes tipos de servicios y productos financieros como: cuentas de ahorro y corriente, tarjetas débito y crédito, transacciones nacionales e internacionales, cambio de divisas, entre otros.

Las nuevas entidades financieras traen algunos beneficios, entre los que se encuentran: información actualizada y precisa en tiempo real, disponibilidad de 24 horas al día, acceso a productos en cuestión de segundos y mejores costos transaccionales.

Nacieron en Reino Unido y Alemania y, al poco tiempo, se extendieron por el continente europeo y, recientemente, en América Latina. El crecimiento de los neobancos ha estado impulsado por fondos de capital de privado y recursos provenientes de inversionistas que le apostaron a la transformación de los servicios financieros.

En Latinoamérica, Brasil, México, Argentina y Colombia han dado pasos importantes en la consolidación de estas entidades financieras. De acuerdo con Colombia Fintech, los tres neobancos más importantes de Brasil reportaron, en 2020, inversiones por más de US$150 millones y, uno de ellos, se convirtió en un unicornio. Para ser clasificado como tal, la empresa debe estar valorada en al menos US$1.000 millones.

En definitiva, la tecnología ha transformado al sector financiero cambiando la manera como las personas ahorran, acceden a préstamos, realizan transacciones, abren productos e invierten; una revolución que ha estado liderada por las fintech e impulsada por inversionistas.

Lo invitamos a leer el artículo: “Inversión por objetivos: la tecnología financiera para alcanzar sus metas”.