La inteligencia artificial cambiará radicalmente el sistema financiero

La inteligencia artificial cambiará radicalmente el sistema financiero

En 1936, la teoría computacional de Alan Turing dio origen a la inteligencia artificial (AI). La AI se caracteriza por desarrollar herramientas que permiten emular capacidades físicas y/o de raciocinio del ser humano. Esta tecnología emula procesos humanos, como por ejemplo, el aprendizaje, el razonamiento y la autocorrección, entre otros.

La industria financiera no ha sido ajena a este desarrollo tecnológico. Si bien a esta tecnología aún le queda mucho camino por recorrer, promete cambiar drásticamente la industria financiera, de acuerdo con un informe de Deloitte y el Foro Económico Mundial, denominado “How artificial intelligence is transforming the financial ecosystem”. Pero, ¿será este cambio positivo o negativo para la experiencia del usuario con el sistema financiero?

Le contamos cuáles serán los principales cambios pronosticados:

Ventajas competitivas: Las entidades que se centren en la sofisticación de datos y abran las puertas a nuevos modelos operativos tendrán una ventaja competitiva sobre las demás.

Personalización: Los usuarios podrán experimentar una personalización en los servicios prestados por la entidad financiera, optimizando los procesos.

Velocidad: La interacción con la entidad financiera será más rápida y fácil.

Nuevas formas de relacionamiento con los clientes: La fidelización y captación de clientes tendrá una dinámica cada vez más digital.

Seguridad: La AI creará nuevos tipos de riesgo. Por ejemplo, los ciberataques crecerán y deberán ser contenidos por medio de “nuevas estrategias de gestión de riesgos y mitigación de problemas”.

En conclusión, la AI posicionará a las entidades que mejor uso hagan de los datos, automatizarán, personalizarán y acelerarán la experiencia de usuario, sin embargo, creará nuevos riesgos. En definitiva, el cambio promete ser radical.

Lo invitamos a leer el artículo La Ley TIC: la apuesta de Duque por modernizar el sector.