¿Por qué son importantes los bancos para la sociedad?

¿Por qué son importantes los bancos para la sociedad?
¿Por qué son importantes los bancos para la sociedad?

Los bancos son fundamentales para el funcionamiento de la economía, pues actúan como la estructura que permite la transferencia de recursos entre los diferentes actores de la sociedad.

Dentro de la economía existen agentes con excedentes de recursos financieros y otros con escasez de estos. Los bancos son el punto de encuentro entre ambos y permiten que realicen intercambios que cubran las necesidades de los dos, siempre bajo condiciones preestablecidas que garanticen la seguridad de los usuarios.

Por un lado, quienes quieren invertir o ahorrar encuentran un lugar confiable donde depositar sus recursos y generar rentabilidades, mientras que quienes necesitan dinero para sus proyectos pueden recibir préstamos regulados por entidades gubernamentales.

De esta forma, los bancos actúan como guardianes de los ahorros de los individuos y empresas, pero también dan la oportunidad de que la sociedad avance permitiendo que las personas consigan recursos para crear más empresas, adquirir vivienda propia, hacer negocios y, en general, hacer sus planes realidad. Los recursos de los ahorros de algunos, son los que se le prestan a otros para sus proyectos. Si esto no fuera posible, las personas y empresas tardarían años para poder recaudar el dinero que les permita crecer y materializar dichos planes.

El acceso al crédito es esencial para el crecimiento de la economía, pues la circulación de los recursos hace posible la creación de nuevas iniciativas que llevan al mejoramiento de la productividad y competitividad de las empresas, mejorando el bienestar de toda la población.

El sistema bancario, entonces, fomenta el desarrollo económico. De hecho, de acuerdo con el Banco Mundial, las economías con mayor penetración bancaria son las más desarrolladas.

Asimismo, los bancos juegan un rol muy importante para el buen funcionamiento del sistema de pagos. Día a día estas instituciones financieras nos permiten hacer operaciones que parecen sencillas, pero nos facilitan la vida. Por ejemplo, enviar dinero a un familiar o un amigo desde cualquier lugar, comprar por Internet o realizar pagos al exterior en cualquier momento y de forma segura.

Existe otro punto importante que vale la pena resaltar: los bancos ofrecen diferentes productos de inversión, tales como los CDT, los fondos de inversión colectiva, los fondos de pensiones, entre otros, que permiten que los ciudadanos depositen sus ahorros y generen rentabilidades a través del tiempo.

Finalmente, es fundamental resaltar la importancia del sistema bancario para mitigar los impactos de la crisis del COVID-19 e impulsar la recuperación económica. El acceso a financiación, ahora más que nunca, es necesario para reactivar las empresas y ayudar a los hogares que enfrentan problemas de liquidez. De igual forma, los bancos han llevado a cabo medidas para apoyar a sus clientes otorgando prórrogas, bajas en tasas de interés, entre otros beneficios.

De crisis pasadas, como la del 2008, queda claro que el sistema financiero es uno de los pilares de la economía. Gracias a las lecciones que dejaron esos momentos difíciles hemos comprendido que, para superar la emergencia causada por la pandemia, es fundamental que el Gobierno trabaje de la mano de los bancos y tome medidas para inyectar liquidez a la economía. Solo así será posible la reactivación del consumo, mantener los encadenamientos productivos e incentivar el desarrollo económico nuevamente.

Lo invitamos a leer el artículo “¿Qué porcentaje del PIB gastan los países para mitigar el COVID-19?