Fondos de Inversión Colectiva (FIC): ¿qué son y cómo funcionan?

Fondos de Inversión Colectiva (FIC): ¿qué son y cómo funcionan?
Fondos de Inversión Colectiva (FIC): ¿qué son y cómo funcionan?

Un Fondo de inversión Colectiva (FIC) es un mecanismo de ahorro e inversión que reúne los aportes monetarios de distintas personas para invertirlos en un portafolio de activos. Se busca obtener rentabilidad, para luego dividirla entre los inversionistas.

Los FIC son administrados por Sociedades Fiduciarias, Comisionistas de Bolsa y Sociedades Administradoras de Inversión. Cada entidad ofrece fondos con características y portafolio de activos particulares, por lo que se recomienda que, antes de elegir uno, evalúe cuál se ajusta mejor a sus necesidades.

Al momento de seleccionar un FIC, tenga presente: el propósito de su inversión, el plazo en el que quiere lograr su objetivo, la cantidad de recursos que va a invertir, la periodicidad en la que lo va a hacer y el riesgo que está dispuesto a asumir.

Lo invitamos a leer el artículo: “Cada vez más personas invierten en Fondos de Inversión Colectiva”.

¿Cómo funcionan los Fondos de Inversión Colectiva?

Por lo general, lo primero que debe hacer el interesado es elegir la entidad y el FIC en el que desea invertir. La administradora vinculará a la persona y le asignará una cuenta de inversión si no la tiene. A partir de este momento, el inversionista podrá destinar su dinero a una canasta de recursos que es gestionada por la sociedad fiduciaria.

Esta última invierte el dinero, junto con el de otras personas o empresas, en distintos activos, los cuales pueden ser: financieros y no financieros. Los primeros incluyen acciones, bonos, Certificado de Depósito a Término (CDT) y Títulos de Deuda Pública (TES) y, los segundos, activos como bienes inmuebles.

Dependiendo del portafolio, los FIC se pueden clasificar en las siguientes tipologías:

  • Fondos bursátiles, son aquellos fondos cuyo objetivo es replicar o seguir el comportamiento de un índice, mediante la constitución de un portafolio integrado por algunos o todos los activos que conforman dicho índice.
  • Fondos inmobiliarios, son fondos cerrados cuya política de inversión provee una concentración mínima de activos en bienes inmuebles.
  • Fondos de capital privado, son fondos cerrados, los cuales destinan la mayoría de los aportes de los inversionistas a la adquisición de activos para diferentes valores inscritos en el Registro Nacional de Valores y Emisores (RNVE).

Es importante aclarar que, un FIC cerrado es aquel en el que solo se pueden retirar los recursos en los tiempos definidos en el reglamento del fondo. Por el contrario, en un FIC abierto, el inversionista puede retirar los recursos en el momento que lo desee.

Los rendimientos que se obtengan en la inversión son distribuidos de forma directa entre los inversionistas de acuerdo con su participación en el fondo.

En definitiva, los FIC permiten invertir y ahorrar periódicamente para alcanzar las metas en el corto, medio y largo plazo. Son un vehículo que cuenta con la administración de los recursos por parte de expertos en inversiones y gestión de riesgos financieros. Ante cualquier inquietud, lo invitamos a consultar a profesionales.