Primer fondo de capital privado ambiental en Colombia

Primer fondo de capital privado ambiental en Colombia
Primer fondo de capital privado ambiental en Colombia

En los últimos años, el aumento de la conciencia colectiva sobre la responsabilidad social y ambiental ha permeado las diferentes dimensiones de la sociedad, incluyendo la económica. Los inversionistas cada día se interesan más por las alternativas sostenibles que ofrece el sector financiero, pues les permiten generar rentabilidad con proyectos que se alinean a sus valores.

Bajo esta tendencia, una comisionista de bolsa, en compañía de otra gestora, lanzaron el primer fondo de capital privado en Colombia destinado a luchar contra el cambio climático, a través de la inversión con certificados de carbono.

Según Valora Analitik, este fondo se dedica a apoyar el desarrollo de proyectos certificados con reducción de emisiones de CO2 o bonos de carbono generados por iniciativas de mitigación de gases de efecto invernadero.

Ahora bien, de acuerdo con el diario La República, una de las características de este fondo es que se trata de un vehículo cerrado a cinco años, que ofrece un rendimiento financiero superior a otros productos disponibles actualmente en el mercado colombiano.

Se estima que la rentabilidad anual puede llegar a ser superior al Índice de Precios al Consumidor (IPC) + 6 puntos. Sin embargo, cabe aclarar que este valor es indicativo y depende de factores como las condiciones del mercado y el comportamiento de los precios de los créditos de carbono.

Lo invitamos a leer el artículo: “Inversiones con criterios ASG: rentabilidad con responsabilidad”.

Sobre esto, Santiago Quintero, gerente de la División de Activos de la comisionista, mencionó que este fondo es ideal para inversionistas que tengan un perfil de riesgo alto, busquen rentabilidades atractivas y quieran aportar a la conservación del medio ambiente. Con él, esperan impulsar la creación de un mercado de este tipo de instrumentos en el país.

Finalmente, según Valora Analitik, algunos de los beneficios de este tipo de fondos de capital privado, son sus “diferentes tipos de rentabilidades”. En primer lugar, está el rendimiento financiero, seguido de la rentabilidad ambiental que tiene el inversionista al contribuir al control de cambio climático y, por último, la rentabilidad reputacional al apostarle al cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 13: acción por el clima.