¿Qué es un bróker y cómo elegir uno?

¿Qué es un bróker y cómo elegir uno?
¿Qué es un bróker y cómo elegir uno?

Si usted ha considerado invertir en acciones, divisas, bonos o en cualquier otro instrumento, seguramente se ha topado con la figura del bróker o intermediario en más de una ocasión. Sin embargo, la realidad es que, algunas personas desconocen en qué consiste y cuáles son sus funciones.

Un bróker es un individuo o empresa que ejecuta las transacciones entre un comprador y un vendedor a cambio de una comisión que cobra por la prestación de sus servicios.

En el mundo de la inversión, un bróker, también llamado corredor de bolsa, es quien realiza las operaciones de compra o venta de instrumentos financieros a solicitud de los inversionistas. Así, su función principal es ser el intermediario entre el cliente y el mercado de capitales, para tranzar instrumentos como acciones, divisas, índices bursátiles, materias primas, entre otros vehículos de inversión.

Un bróker es un individuo con conocimiento y experiencia en inversiones, quienes brindan asesoría a sus clientes en cualquier momento. Además, son profesionales que cuentan con la certificación de los respectivos órganos reguladores.

En ocasiones, las personas suelen confundir el bróker con el trader, desconociendo que ambos tienen funciones y objetivos distintos. Según Rankia, mientras que el primero ejecuta la operación de compra y venta de un activo, el segundo se encarga de definir en qué invertir y cuál es el momento adecuado para tranzar el activo para obtener mayor rentabilidad.

Lo invitamos a leer el artículo: “Gestión activa o pasiva para sus inversiones, ¿cómo elegir la adecuada?”.

¿Cómo elegir un bróker?

En Colombia y el mundo, la actividad del bróker está estrictamente reglamentada y supervisada por entes reguladores. Por eso, se recomienda que, antes de elegir un intermediario verifique que cuente con la aprobación de las respectivas autoridades.

De acuerdo con Rankia, en Colombia debe tener el aval de la Superintendencia de Sociedades y a nivel mundial, el interesado puede revisar si el bróker figura regulado en entidades como Financial Conduct Authority (Reino Unido), BaFin (Alemania), National Futures Association (Estados Unidos), entre otros.

Por otra parte, la manera tradicional de contratar un bróker es mediante instituciones financieras o contactando a una persona. Sin embargo, hoy en día, los interesados también pueden acceder a un bróker, a través de páginas web o aplicativos móviles.

A la hora de seleccionar alguna de las opciones, le recomendamos tener en cuenta los siguientes factores:

  • Capital mínimo necesario para abrir una cuenta: este puede variar dependiendo de quién presta el servicio. Por lo general, las aplicaciones exigen menores cuantías que las entidades.
  • Comisiones: infórmese sobre las tasas que cobra cada comisionista. Normalmente, las plataformas móviles tienen comisiones más bajas. Sin embargo, algunas de ellas no cuentan con el asesoramiento de profesionales, por lo que, usted estaría incurriendo en un mayor riesgo.
  • Reputación y resultados: revise las rentabilidades históricas de la entidad que manejará su dinero, si bien los comisionistas más reputados cobrarán mayores comisiones, con ellos usted puede llegar a obtener una mayor rentabilidad.

En definitiva, el bróker es un intermediario que ejecuta las operaciones de compra y venta de activos en el mercado de capitales. Antes de elegir uno, le sugerimos verificar si cuenta con la autorización de las entidades y analizar aspectos como las comisiones. Ante cualquier inquietud, lo invitamos a consultar a expertos.