¿Qué fue la UPAC y por qué fracasó?

¿Qué fue la UPAC y por qué fracasó?

La Unidad de Poder Adquisitivo (UPAC) fue una medida usada para calcular el costo de algunos créditos de vivienda. En 1972, durante el Gobierno de Misael Pastrana Borrero, fue implementada en Colombia por medio del Decreto 667. A pesar de que en un principio fue útil, al final terminó fracasando.

¿Cómo funcionaba esta medida?

La UPAC hacía que los créditos hipotecarios para compra de vivienda y las cuentas de ahorro ajustaran su valor en función del índice de inflación. Así, las variaciones en los precios afectaban en menor medida a los ciudadanos y se garantizaba que por cada peso, se mantuviera la capacidad de compra.

Cuando la inflación es alta, puede que la moneda local pierda valor. Esto resulta en un aumento en el valor de los créditos. Como consecuencia, la rentabilidad en varios proyectos resulta menor y el crecimiento económico también. Esta fue una de las razones por las que algunos economistas defendieron la implementación de la UPAC, pues con ella se podía mitigar esto.

La implementación también generaba un incentivo frente al ahorro, porque las personas podían ver que el valor del peso no sufría grandes variaciones. Esto resultó en un aumento de los fondos bancarios, lo que hizo que se facilitara el proceso de solicitud de créditos y que, consecuentemente, más empleos fueran generados.

¿Por qué fracasó?

Todo esto fue posible porque la UPAC crecía en función del IPC (Índice de Precios al Consumidor), pero dejó de funcionar tras la reforma de 1994, cuando la UPAC comenzó a depender de la tasa de Depósito a Término Fijo (DTF), que dependía del comportamiento del sistema financiero.

A mediados de los 90 esta tasa alcanzó valores exorbitantes afectando gravemente a aquellas personas que dependían del sistema bancario y de su estabilidad. Fue así como la cura fue peor que la enfermedad y la inflación dejó de ser la principal preocupación.

Como consecuencia de este cambio, muchas personas no pudieron pagar sus créditos, comprar una casa o mantener su nivel de vida. Algunas cedieron al banco sus propiedades y el sector de la construcción se vio enormemente afectado. Inversionistas, empresarios y dirigentes colombianos disminuyeron su nivel de confianza en el país y la economía quedó, por lo tanto, estancada. Ante esta situación el Congreso de la República dio paso, con la ley 546 de 1999, a la Unidad de Valor Real (UVR) como la nueva medida de ajuste.

Lo invitamos a leer el artículo “Monedas fuertes o monedas débiles