Aumenta el interés por la inversión sostenible

Aumenta el interés por la inversión sostenible
Aumenta el interés por la inversión sostenible

Cada día, más empresas y personas se suman a alternativas de inversión que conectan rentabilidad e impactos positivos en materia Ambiental, Social y de Gobierno corporativo (ASG).

Según La República, el cambio climático, la sostenibilidad y la responsabilidad social, son elementos que se han posicionado como asuntos determinantes en la industria financiera, especialmente en lo que respecta a los fondos de inversión.

Las cifras evidencian el aumento exponencial que este tipo de inversión está teniendo en América Latina y en Colombia. De acuerdo con Diego Mora, director nacional de BlackRock Colombia, los flujos de inversión hacia proyectos sostenibles están creciendo cinco veces más rápido que hacia los fondos tradicionales.

En 2020, los activos administrados por fondos sostenibles en la región se incrementaron en un 121% con respecto al año anterior, alcanzando US$363.000 millones, mencionó La República.

Lo invitamos a leer el artículo: “Índices para tener en cuenta en las inversiones ASG”.

Razones que han incentivado la inversión sostenible

Para David García, especialista de gestión de activos en el Banco Davivienda, el crecimiento de la inversión sostenible, se debe a factores como la toma de consciencia, tanto de emisores como de inversionistas, de la importancia que tiene adoptar estrategias que permitan gestionar temas con criterios ASG.

Otro factor es la noción que tienen algunas personas e inversionistas de que las buenas compañías no son solamente aquellas que cuentan con recursos y solvencia financiera, sino también, las que generan menos afectaciones en materia medioambiental y contribuyen en mayor medida al desarrollo social.

Así, según el especialista, los clientes se sienten más alineados con este tipo de empresas y, por ende, confían más en sus productos. Como resultado, las entidades crean alternativas que se ajusten a las necesidades de las personas y destinan recursos a iniciativas ASG, entre otras cosas, para evitar poner en riesgo su reputación.

Otro elemento a considerar es el hecho de que variables como el cambio climático han representado un riesgo en términos financieros para los distintos sectores económicos, lo que ha llevado a entidades y empresas a incluir criterios ASG en sus políticas, programas y planes de inversión, mencionó García.

Por lo anterior, hoy en día, en el mercado existen distintas alternativas de inversión sostenible, entre las que se encuentran: Fondos de Inversión Colectiva (FIC), Fondos Voluntarios de Pensión (FVP), Fondos de Capital Privado y bonos corporativos. Todos estos vehículos encaminados al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y del Acuerdo de París (medio ambiente), explicó el especialista.

Finalmente, de acuerdo con García, la inversión sostenible puede generar rendimientos competitivos frente a los fondos tradicionales. Sin embargo, para el especialista, el principal beneficio de este tipo de inversión es el impacto que está causando en asuntos como la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero, la inclusión social, el acceso al sistema financiero, mayor transparencia, entre otros.

Si usted está interesado en invertir en alternativas que impactan a nivel medioambiental y social, lo invitamos a consultar a profesionales quienes le brindarán la información y asesoría que usted requiera.