Con bajas tasas de interés, hay condiciones favorables para invertir en Colombia

Con bajas tasas de interés, hay condiciones favorables para invertir en Colombia
Con bajas tasas de interés, hay condiciones favorables para invertir en Colombia

Por séptimo mes consecutivo, la Junta Directiva del Banco de la República (Banrep) decidió mantener la tasa de interés de la política monetaria en 1,75%, con la finalidad de estimular la economía y mejorar las proyecciones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del país para este año.

Esta cifra es históricamente inferior. Según los reportes del Emisor, en 2010, se había fijado el nivel más bajo en la tasa de interés con el 3%. Hasta marzo de 2020, esta se había mantenido estable, tras dos años de estar en 4,25%. Sin embargo, en septiembre de 2020, el Banrep resolvió reducirla a 1,75% como respuesta a la crisis económica derivada por la pandemia.

El pasado 30 abril, la Junta Directiva del Emisor determinó mantener la tasa de interés fijada en septiembre. De acuerdo con Portafolio, la decisión tuvo en consideración las cifras reveladas por distintas entidades, como la inflación total a fin de marzo que fue de 1,51%, la tasa de desempleo de 14,2% en el total nacional, con corte a marzo de 2021, y el nivel de pobreza monetaria que se ubicó en 42,5% en 2020.

Para el Emisor existe la preocupación de que el Gobierno no logre el ajuste fiscal requerido, lo que podría comprometer el acceso y el costo del financiamiento público, mencionó el medio de comunicación.

Por esto, mediante una tasa de interés históricamente baja, el Banrep busca incentivar la inversión y los préstamos bancarios para promover la circulación de dinero en el país. Cabe recordar que, la tasa de la política monetaria es la tasa de interés mínima que el Emisor les cobra a las entidades financieras por los préstamos que les concede.

Tasa de interés e inversión: ¿Cuál es la relación?

Al momento de pedir un préstamo, el banco le cobrará un porcentaje sobre la cantidad solicitada como retribución por haberle prestado el dinero. En otras palabras, la tasa de interés se entiende como el costo a pagar por utilizar dinero ajeno.

En este orden de ideas, si la tasa de interés es alta, obtener dinero será más “caro” y, en consecuencia, las personas tenderán más a ahorrar que a solicitar financiamiento. Por el contrario, con una tasa de interés baja, la adquisición de dinero será más “barata”, por lo que, los individuos preferirán consumir antes que ahorrar.

Sin embargo, la tasa de interés baja afecta la rentabilidad de productos de renta fija como los Certificados de Depósito a Término (CDT), los Títulos de Deuda Pública (TES), los bonos corporativos y pensionales, entre otros.

Lo anterior, debido a que, los rendimientos de estos vehículos varían dependiendo de indicadores como la tasa de captación promedio de los bancos (DTF) o el Indicador Bancario de Referencia (IBR), que es una tasa de interés a corto plazo.

Por lo general, cuando la tasa de interés es baja, ambos indicadores disminuyen y, por ende, la rentabilidad de los productos tiende, también, a reducirse. Para más información, lo invitamos a leer el artículo: “¿Qué pasa con la renta fija cuando baja la tasa de interés?”.

En definitiva, el Banrep busca incentivar el ahorro o el consumo con la tasa de interés. Esta puede afectar la rentabilidad de algunos vehículos de inversión, por lo que, se recomienda que, antes de tomar una decisión de inversión, consulte a profesionales.