¿Qué significa que Colombia esté en déficit fiscal?

¿Qué significa que Colombia esté en déficit fiscal?
¿Qué significa que Colombia esté en déficit fiscal?

Después de que Colombia logró un crecimiento sostenido de su actividad económica entre los años 2010 y 2019, los efectos de la pandemia en 2020 llevaron a un retroceso del 6,8% en su economía.

En la medida en que la economía cayó, también lo hizo el recaudo en materia de impuestos por parte del Gobierno. Andrés Langebaek, director de Estudios Económicos del Grupo Bolívar, mencionó en el evento “Impacto macroeconómico de la reforma fiscal y actualización de proyecciones macroeconómicas 2021”, que el recaudo tributario neto pasó de $148,4 billones en 2019, a $130,8 billones en 2020.

Mientras el recaudo disminuía, el Gobierno tuvo que atender gastos adicionales derivados de la emergencia sanitaria, lo que llevó al incremento en las cifras. De acuerdo con Langebaek, desde el punto de vista fiscal, los gastos nacionales pasaron de $197,9 billones en 2019, a $230,3 billones en 2020.

En su mayoría, los recursos fueron destinados a programas que buscaban atender a las personas más vulnerables y mantener el empleo de algunos colombianos, como Ingreso Solidario, devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA), planes de apoyo al empleo formal, créditos para empresas, entre otros.

Para afrontar los gastos adicionales, el Gobierno aumentó su nivel de endeudamiento y, ante la disminución de sus ingresos, el déficit fiscal del país se incrementó. El hueco fiscal pasó de $26 billones en 2019, a $77,7 billones en 2020, mencionó Langebaek. Esta cifra correspondió al 7,8% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, según el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Impactos del déficit fiscal

Un país tiene déficit fiscal cuando los gastos son superiores a los ingresos. Si bien el déficit fiscal no es malo per se, pues le permite a los Gobiernos mantener su capacidad de gasto ante dificultades económicas, los países deben procurar que este no sea pronunciado.

Cuando una economía acumula un gran déficit, con el tiempo, también, tenderá a adquirir más deuda, dado que para garantizar el gasto deberá recurrir a una mayor financiación, proveniente de préstamos solicitados al exterior e interior y mediante la emisión de títulos de deuda. Otra opción es aumentar el recaudo por medio de impuestos.

Un alto endeudamiento puede afectar la calificación crediticia de un país y, en consecuencia, su grado de inversión. Para más información, lo invitamos a leer el artículo: “Entérese qué es el grado de inversión y qué significa perderlo”.

Por lo anterior, según Langebaek, los Gobiernos deben controlar la capacidad a la que crece la deuda en proporción al PIB. En cuanto a Colombia, Langebaek manifestó que se hace necesaria una reforma que permita aumentar el recaudo y mantener el gasto público.

Proyecciones fiscales para 2021

De acuerdo con el equipo Visión del Banco Davivienda, el Gobierno estableció como objetivo de la política fiscal la reactivación económica y la recuperación del empleo formal, razón por la cual, mantendrá una postura de gasto expansionista en este año. Así, decidió mantener un endeudamiento del 8,6% del PIB.

Finalmente, ante el aumento del gasto, se hace necesario que el Gobierno trabaje por la sostenibilidad de sus finanzas públicas, que puede ser definida como la capacidad de cumplir con todas sus obligaciones de pago, en el presente como en el futuro, sin caer en incumplimientos o recurrir a otros créditos.