¡Sáquele el jugo a la banca y conviértala en su aliada!

¡Sáquele el jugo a la banca y conviértala en su aliada!
¡Sáquele el jugo a la banca y conviértala en su aliada!

Lo más probable es que, en algún momento, usted haya escuchado a otras personas cuestionar a los bancos. Algunos desconocen que son actores indispensables para el crecimiento y economía del país e, incluso, fundamentales para las finanzas personales.

Las entidades financieras no deben ser vistas como un enemigo, sino por el contrario, como el aliado que puede ayudarlo a cumplir cada una de sus metas. Aquí le contamos cómo puede beneficiarse de los bancos para alcanzar sus objetivos.

1.Aproveche la banca para ahorrar

¿Sueña con viajar?, ¿le preocupa la educación de sus hijos?, ¿le intranquiliza su vejez?, o ¿piensa en la seguridad de su dinero?

Le contamos que, por medio de distintos productos como cuentas corrientes y de ahorros, Certificado de Depósito a Término (CDT), Certificados de Depósito de Ahorro a Término (CDTA) y fondos de inversión, usted podrá guardar el porcentaje de ingresos que no va a gastar y llevar un control de sus gastos que pueden ayudarlo a evitar que compre de más.

Además, su dinero estará a salvo, pues las entidades avaladas por la Superintendencia Financiera e inscritas en Fogafín, cuentan con un seguro de depósitos, que protege sus ahorros frente a la eventual liquidación de la entidad.

A través de diferentes instrumentos para invertir sus ahorros, como: el CDT, el CDTA, el Fondo de Cesantías, el Fondo Obligatorio de Pensión, entre otros productos, usted podrá generar posibles ganancias sobre los recursos ahorrados.

Con el ahorro y los rendimientos que obtenga, usted podrá hacer el viaje que tanto sueña, pagar la educación de sus hijos o contar con una pensión en la vejez, por mencionar algunos ejemplos.

2. Aproveche la banca para construir un patrimonio

Las entidades financieras disponen de varios instrumentos, como las cuentas de ahorros, los créditos bancarios y otros vehículos de financiación, que lo pueden ayudar a cumplir alguna de sus metas, como puede ser tener un vehículo, comprar una vivienda, abrir su propio negocio, entre otros. A través de los préstamos y la financiación, usted estará construyendo y consolidando un patrimonio.

3. Aproveche la banca para generar ganancias

Las entidades financieras han dispuesto de vehículos de ahorro e inversión para que las personas no solo guarden el porcentaje de dinero que no van a gastar, de manera periódica y disciplinada, sino también, para invertir sus recursos.

Lo anterior, con el objetivo de que el dinero no pierda valor ante la inflación y para generar posibles rendimientos que permitan incrementar los ahorros y lograr cualquier meta, como puede ser: enfrentar gastos extraordinarios e inesperados, construir o consolidar un patrimonio, contar con una pensión en la vejez, entre otros.

Ejemplo de esto son los Fondos de Inversión Colectiva (FIC), Fondos Voluntarios de Pensión (FVP) y Fondos Inmobiliarios, que son un mecanismo de administración de recursos, el cual busca reunir el dinero de diferentes personas para invertirlo en varios activos, con la finalidad de obtener ganancias.

En definitiva, las entidades financieras son un vehículo para que las personas puedan obtener financiación, ahorrar e invertir, con el propósito de alcanzar cada una de las metas en el corto, medio y largo plazo.