Industria deportiva: un sector con oportunidades de inversión

Industria deportiva: un sector con oportunidades de inversión
Industria deportiva: un sector con oportunidades de inversión

Cuando se menciona la palabra “deporte”, algunas personas la relacionan con el ejercicio físico, con una actividad recreativa, con equipos, partidos, competiciones y aficionados. Sin embargo, otros lo asocian con una industria que mueve importantes sumas de dinero, con un sector que está creciendo y un segmento que tiene potencial de inversión.

Para empezar, es importante aclarar que esta industria no hace referencia únicamente a actividades deportivas, como puede ser el fútbol, baloncesto, natación o gimnasia. Es un sector que incluye medios de comunicación, empresas patrocinadoras, fábricas de ropa e indumentaria deportiva, entre otros actores.

La industria del deporte había mantenido un crecimiento constante en los últimos cinco años. De acuerdo con Mundiario, este sector movilizó US$195.000 millones en 2016. Un año después, la cifra se elevó a los US$225.000 millones, en 2018, llegó a US$234.000 millones y, en 2019, alcanzó los US$277.000 millones.

En este último año (2019), tan solo en Estados Unidos, la industria del deporte generó cerca de US$75.000 millones. Una cifra que incluía la adquisición de equipos, venta de entradas, acuerdos de emisión para televisión, patrocinios, artículos deportivos, entre otros.

De acuerdo con un informe de Bain & Company, entre 2015 y 2020, más del 50% de la inversión destinada a esta industria estuvo dirigida a equipos, sedes deportivas, ligas y asociaciones de medios. A estas categorías le siguieron las apuestas deportivas, el mundo fitness, agentes e intermediarios, empresas de ocio deportivo, tecnología, equipamiento y compañías promotoras de eventos deportivos.

El crecimiento de esta industria se vio impactado en 2020 por la pandemia. Diversos encuentros y competiciones fueron canceladas, por ejemplo, los Juegos Olímpicos de Tokio, la Eurocopa, la Copa América, el Giro de Italia o Wimbledon, por mencionar algunos eventos.

Por ejemplo, la industria del fútbol europeo perdió alrededor del 13% de los ingresos en la temporada 2019-2020, como resultado del aplazamiento de los partidos, lo que supuso la primera contracción de este sector en más de una década, mencionó Expansión. Sin embargo, con la reactivación económica y la reapertura de las competiciones, deportes como el fútbol han recuperado los flujos de inversión.

Cabe aclarar que, durante la pandemia algunos actores de la industria deportiva se vieron favorecidos. Este es el caso de compañías tecnológicas que crearon y aportaron soluciones que permitieron que el deporte llegará a la virtualidad y a los hogares de los usuarios. Por ejemplo, según el periódico mexicano CIO, en 2020, las aplicaciones para entrenar en casa crecieron en un 67% nivel mundial.

Finalmente, las startups y tecnologías aplicadas al deporte representan una oportunidad de negocio e inversión, pues esta es una industria que requiere de innovación y de soluciones que contribuyan a mejorar el desempeño de los atletas y las competiciones.

Lo invitamos a leer el artículo: “Entérese qué es el mercado de apuestas y cómo funciona el trading deportivo”.