¿Por qué Colombia es un país atractivo para invertir en energías renovables?

¿Por qué Colombia es un país atractivo para invertir en energías renovables?
¿Por qué Colombia es un país atractivo para invertir en energías renovables?

En los últimos años, Colombia ha buscado diversificar su matriz energética a través de la transición hacia fuentes no convencionales de energías renovables (FNCER). Además de los proyectos solares y eólicos, el país le está apostando a nuevas alternativas y tecnologías para la generación de electricidad, como el hidrógeno verde o azul y las centrales hidroeléctricas.

Según el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa Puyo, citado por Valora Analitik, el Gobierno tiene previsto que, para el cierre de este año, el país aumente la capacidad instalada de FNCER, cerca del doble de la que hay en la actualidad, la cual es de 292 megavatios (MW). Para 2022, esperan dejar en funcionamiento o en construcción, proyectos que generarían alrededor de 2.500 MW de electricidad.

La transición hacia energías renovables ha estado acompañada del creciente interés de compañías internacionales en el mercado colombiano, que han invertido en este tipo de proyectos. De acuerdo con La República, desde 2018, al país han llegado US$7.500 millones en inversión extranjera con destino a la generación de FNCER. Tan solo entre enero y mayo del año en curso, se certificaron 6 proyectos por US$1.688 millones.

Flavia Santoro, presidenta de ProColombia, citada por La República, manifestó que la inversión provino de países como Estados Unidos, China, Canadá, Suiza, Francia, Singapur, Japón, entre otros, y que los recursos se destinaron a 13 regiones del país.

Lo invitamos a leer el artículo: “Inversiones con criterios ASG: rentabilidad con responsabilidad”.

Subastas de energías renovables

Para Mesa Puyo, las FNCER se están consolidando en el país gracias a las subastas que ha hecho el Gobierno. Estas consisten en la licitación de proyectos destinados a incrementar la capacidad instalada de energías renovables en Colombia.

En marzo de este año, el Gobierno autorizó una nueva subasta, la cual inició a finales de agosto, fue adjudicada en octubre y el contrato podrá ser firmado en diciembre de 2021. En ella, participaron inversionistas, generadores y comercializadores que presentaron sus ofertas en las fechas previstas, mencionó El Nuevo Siglo.

De acuerdo con La República, el contrato para el suministro de energía eléctrica tendrá una vigencia de 15 años contados a partir de enero de 2023. Adicionalmente, el proyecto debe generar al menos 5.000 MW de electricidad, explicó El Nuevo Siglo.

Según este medio, con la nueva subasta y otros proyectos de FNCER, se esperan recursos por más de $11 billones, que estarían llegando al país entre finales de este año y 2023, lo cual permite perfilar a las energías renovables como uno de los grandes jugadores estratégicos en materia de inversión para Colombia.

Finalmente, para Germán Corredor, director de la Asociación de Energías Renovables, citado por El Nuevo Siglo, la inversión no es lo único positivo, pues los proyectos permitirán generar miles de empleos directos e indirectos, los cuales contribuirán a la reactivación económica del país.