Impactos de la inflación en sus inversiones

¿Cómo afecta la inflación a las inversiones?
¿Cómo afecta la inflación a las inversiones?

Durante este año, la inflación ha estado presente en distintas regiones del mundo, como en Estados Unidos, Europa y América Latina. En el caso de Colombia, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) ha alcanzado cifras que no veían hace más de 20 años.

Según datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (DANE), en el primer semestre de este año, la variación anual del IPC fue del 6,94% en enero, 8,01% en febrero, 8,53% en marzo, 9,23% en abril, 9,07% en mayo y 9,67% en junio. En el sexto mes, la cifra alcanzó un nuevo máximo desde junio del 2000.

Así, entre enero y junio, la inflación quedó en 7,09%. Si se compara con el mismo periodo del año anterior, el resultado es más alto. Entre enero y junio de 2021, el IPC fue del 3,13%.

¿Cómo afecta la inflación a las inversiones?

La inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios en una economía, durante un tiempo determinado. Cuando hay inflación significa que, con una cantidad específica de dinero, se pueden comprar menos cosas hoy que antes, es decir, el dinero pierde poder adquisitivo.

En las inversiones sucede algo similar. Al crecer el precio de los productos y servicios, las ganancias obtenidas al invertir pueden ser menores. Por ejemplo: si tenemos una inversión que genera un rendimiento del 3%, pero hay una inflación del 5%, no estaríamos generando ganancias. El 3% se ve absorbido por el aumento en los precios.

Los efectos de la inflación varían de un instrumento financiero a otro.  El incremento en los precios impacta negativamente los bonos con tasa fija. Al ofrecer la misma tasa de interés hasta el vencimiento, el pago de los cupones pierde poder adquisitivo a medida que aumenta la inflación. En consecuencia, los precios de estos títulos tienden a caer en periodos inflacionarios.

Sin embargo, el incremento en los precios de los bienes y servicios puede beneficiar a las inversiones en materias primas, como en petróleo, cobre, trigo, maíz, entre otros. También, puede significar mejores rendimientos para las acciones de empresas dedicadas a la producción y comercialización de commodities.

Adicionalmente, la inversión en activos inmobiliarios suele tener una correlación positiva con la inflación. El alquiler de algunas propiedades aumenta con el IPC y, por tanto, la subida de los precios puede generar mayores rendimientos.

Igualmente, existen instrumentos financieros anclados al IPC. Lo anterior significa que pagan a los inversionistas el valor de este indicador, entre más alto sea el incremento en los precios, mejores serán los rendimientos. Este es el caso de los bonos ligados a la inflación y de algunos Certificados de Depósito a Término (CDT).

Finalmente, recuerde que, una de las herramientas que ayuda a minimizar las posibles pérdidas y riesgos asociados a una inversión es la diversificación. Por eso, le recomendamos destinar sus recursos a un portafolio conformado por distintos activos y asesorarse con profesionales. Ante cualquier inquietud, lo invitamos a ingresar aquí.

Lo invitamos a leer el artículo: “Oportunidades de inversión en periodos de inflación”.