Más allá de los bonos verdes y sociales, 6 alternativas de bonos temáticos

Más allá de los bonos verdes y sociales, 6 alternativas de bonos temáticos
Más allá de los bonos verdes y sociales, 6 alternativas de bonos temáticos

Hace relativamente poco, las personas veían la inversión sostenible como algo complementario. Sin embargo, la preocupación por proteger el planeta, erradicar la pobreza y garantizar el desarrollo social cambiaron el panorama.

La inversión con criterios Ambientales, Sociales y de Gobierno corporativo (ASG), que busca generar rendimientos junto con impactos positivos, tuvo un rápido crecimiento en el último año; una tendencia que parece no detenerse.

Según estimaciones de Bloomberg Intelligence se prevé que, para el año 2025, los activos ASG administrados llegarán a los US$53 billones, una cifra que representa más de un tercio del total proyectado para la administración de todos los activos (US$140,5 billones).

Si bien las acciones han dominado el mercado ASG, los bonos temáticos ofrecen soluciones innovadoras para abordar los desafíos sostenibles, mencionó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En este sentido, en el mercado, se han emitido distintos tipos de bonos. ¿Le interesa conocer cuáles son algunas de las categorías? Acá, se lo contamos.

El BID distingue 6 tipos de bonos temáticos:

Verdes. Son títulos de deuda de renta fija que destinan los recursos a proyectos nuevos o existentes con beneficios ambientales. Por ejemplo: alternativas de transporte limpio, energías renovables, agricultura sostenible, manejo del agua, entre otros. Según Investopedia, en 2020 la emisión de este tipo de bonos alcanzó los US $269,5 billones.

Sociales. Son títulos de deuda de renta fija, cuyos recursos están dirigidos exclusivamente a financiar o refinanciar total o parcialmente proyectos que mitiguen un problema social o generen beneficios para una determinada población. En el país, el primero en emitir un bono social fue el Banco de Desarrollo Empresarial de Colombia (Bancóldex) por un valor de $300.000 millones. Estos tenían como objetivo principal financiar el empleo de población vulnerable.

Sostenibles. Son títulos de deuda de renta fija que destinan los recursos a proyectos que mezclan beneficios ambientales y sociales. Algunos de ellos se enfocan en promover la equidad económica y social, por medio de proyectos ecológicos.

De transición. Son títulos de deuda de renta fija, cuyos recursos están dirigidos a proyectos nuevos o existentes relacionados con la transición climática y la reducción de la huella de carbono. Son bonos dirigidos a industrias con emisiones elevadas de gases de efecto invernadero.

Azules. Son títulos de deuda de renta fija que destinan los recursos a proyectos que busquen resolver problemas relacionados con el agua, sobre todo, con la gestión responsable de los océanos. De acuerdo con el BID, desde 2017 se han emitido US$1,3 billones en bonos azules.

Género. Son títulos de deuda de renta fija, cuyos recursos están dirigidos a proyectos que apoyen el empoderamiento e igualdad de la mujer. El primer bono de género en América Latina se emitió en Panamá en 2019. Desde esa fecha más países se han sumado a esta iniciativa.

En definitiva, los bonos temáticos son instrumentos de deuda de renta fija que destinan los recursos a financiar total o parcialmente proyectos e iniciativas que generen impactos positivos en materia social y ambiental.

Lo invitamos a leer el artículo: “Conozca qué es y cómo funciona el Índice de Sostenibilidad de Dow Jones”.