Inversión en renta fija: ¿qué es y cómo funciona?

Productos e inversión en renta fija
Las inversiones de renta fija son instrumentos financieros de bajo riesgo.

La renta fija es un tipo de inversión conformada por instrumentos financieros, en los que se conoce de manera anticipada la rentabilidad futura o al menos existe cierto nivel de certeza sobre las ganancias que se van a obtener. También, se sabe de antemano la fecha de vencimiento del título, es decir, el momento en el que se recibirán los rendimientos. 

Los instrumentos financieros de renta fija son emitidos por los Gobiernos, entidades públicas, empresas, entre otros actores, con el objetivo de recaudar recursos para financiarse. 

Instrumentos financieros de renta fija

a. Bonos corporativos y Títulos de Deuda Pública

Un bono es un título de deuda, en donde el emisor se compromete a devolverle el dinero al inversionista más unos intereses fijados previamente, en una fecha determinada con antelación. Se clasifican en distintas tipologías, según el Emisor (deuda pública o deuda privada), el cupón o pago de intereses (fijo, cero y flotante), la garantía (ordinarios e hipotecarios), la prelación en el pago de la deuda (subordinados y senior), entre otros. Si quiere conocer más, lo invitamos a leer el artículo: “Conozca los tipos de bonos en los que puede invertir”. 

b. Certificados de Depósito a Término (CDT)

El CDT es un título de valor emitido por las entidades financieras, a través del cual los inversionistas hacen un depósito de dinero a un plazo determinado. A cambio, reciben una rentabilidad pactada al momento de constituirse. Una vez finaliza el plazo pactado, los inversionistas obtienen la devolución del capital más unos intereses. Los CDT pueden ser de tasa fija o variable. En la fija, tener en cuenta que los rendimientos están sujeto a una retención, por lo que el cliente no recibe el total de la rentabilidad equivalente pactada,  mientras que, en la variable, cambian dependiendo de factores e indicadores como la inflación. 

c. Fondos de inversión conservadores

Un fondo de inversión es un instrumento financiero que reúne el capital de varias personas para invertirlo en distintos activos. Los posibles rendimientos obtenidos se reparten proporcionalmente entre los participantes. En el mercado, existen fondos de inversión que destinan los recursos a instrumentos financieros de renta fija, como bonos de deuda. 

Diferencias entre la renta fija y la variable

Las principales diferencias entre la renta fija y la variable están en los rendimientos y en los riesgos asociados a la inversión. 

En la renta fija se conoce de antemano la rentabilidad futura o al menos existe cierto nivel de certeza sobre las ganancias que se van a obtener. Por el contrario, en la renta variable, no se sabe la rentabilidad que el inversionista tendrá, pues esta puede cambiar dependiendo de distintos factores, como: el estado de la economía, el comportamiento de los mercados, el desempeño de las compañías en las que se invierte, entre otros. 

Teniendo presente que, en la renta variable no se conoce el retorno que se recibirá ni se garantiza la devolución del capital invertido, existe un mayor riesgo comparado con la  renta fija. Sin embargo, al existir un riesgo más alto, en la renta variable se obtienen mayores rendimientos, frente a la renta fija. 

¿La inversión en renta fija es segura?

Si bien, en la renta fija se conoce anticipadamente la fecha de vencimiento del título y se tiene cierto nivel de certeza sobre su rentabilidad en el futuro, no significa que no existan riesgos asociados a esta inversión.

a. Riesgo del emisor 

Es la probabilidad de que las entidades que emiten los activos de renta fija no devuelvan el dinero ni sus rendimientos a los inversionistas. 

b. Riesgo de mercado

Es la posibilidad de que los títulos coticen por debajo del precio que se pagan por ellos. Las fluctuaciones en el precio de los activos de renta fija dependen de factores, como la evaluación de los tipos de interés, las circunstancias del mercado, coyuntura económica, entre otros.

c. Riesgo de tasa de interés

El valor de algunos activos de renta fija pueden depender de las tasas de interés que fijen los bancos centrales. De acuerdo con Andrés Langebaek Rueda, Director de Estudios Económicos del Grupo Bolívar, los tipos de interés impactan el valor de los bonos corporativos  y los Títulos de Deuda Pública a tasa fija. 

Por ejemplo: si un inversionista compra un bono a diez años, con una tasa de retorno anual del 8%, pero la tasa de interés aumenta un año después, significa que ese título ofrece un rendimiento menor a los otros que hay en el mercado. En consecuencia, el precio del bono cae, mencionó Langebaek. 

d. Riesgo de liquidez

El riesgo de liquidez es la posibilidad de que un inversionista que quiera vender un título o activos de renta fija no encuentre fácilmente un comprador. 

Si bien, existen riesgos asociados a la inversión en renta fija, instrumentos financieros como los bonos, los CDT y fondos son un gran alternativa que tienen las personas para diversificar su portafolio. Si está interesado en invertir en ellos, le recomendamos analizar las distintas opciones que hay en el mercado y comunicarse con profesionales

Indique el motivo de su respuesta:

No entendí el contenido.
No estoy de acuerdo con la información brindad.