Inversión sostenible: panorama y alternativas de inversión

Inversión sostenible, un mercado en crecimiento y expansión.
Inversión sostenible, un mercado en crecimiento y expansión.

En la actualidad, los principales criterios de selección de los inversionistas están representados en: rendimientos financieros y sostenibilidad, ya que esta última otorga un impacto positivo en el entorno y en la comunidad en la que participan los emisores de los diferentes instrumentos de inversión. En respuesta a lo anterior, surgió la inversión con Criterios Ambientales, Sociales y de Gobierno corporativo (ASG), cuyo objetivo es destinar los recursos a activos financieros que permitan obtener ganancias, al mismo tiempo que generar un impacto positivo en el entorno y en la comunidad. 

La inversión sostenible nació en la década de los sesenta en Europa y, posteriormente, tuvo una expansión gradual en los continentes de Asia y América.  Por ello, la regulación financiera y los emisores se han acogido a dicho enfoque.   

Panorama de la inversión sostenible 

Los datos demuestran el creciente interés por la inversión sostenible. Un análisis de Bloomberg reveló que, a finales de 2021, los activos ASG alcanzaron la cifra de US$37,8 billones. En enero de 2023,  las ventas globales de bonos ASG alcanzaron los US$150 mil millones, un recaudo récord. Por su parte, en 2023, la inversión en energías limpias se disparó en un 17%, alcanzando los US$1,8 billones. 

Según Climate Bonds Initiative, citado por La República, en el primer semestre de 2023, se registró financiación de US$488.000 millones para la emisión de bonos temáticos en el mundo. La mayoría de la emisión fue destinada a bonos verdes con el 62%, seguido de sociales (15%) y sostenibles (14%). En cuanto a los emisores, destacaron las empresas financieras US$79,600 millones, seguido de empresas no financieras con US$68,700 millones y gubernamentales o soberanos con US$52,400 millones. 

En Colombia, de acuerdo con Climate Bonds Initiative, se han colocado US$2.400 millones en emisiones verdes, sociales y sostenibles. Estos recursos se han destinado a proyectos de energías renovables, eficiencia energética, transporte e infraestructura sostenibles, financiamiento de microempresas, acceso a educación superior, entre otros. 

Un estudio de PWC reveló que tres cuartas partes de los inversionistas encuestados afirmó que la forma en la que las empresas gestionan los riesgos y oportunidades relacionados con la sostenibilidad es un factor importante en su toma de decisiones de inversión. Además, los inversionistas están presionando para entender cómo las empresas incorporan aspectos de sostenibilidad en la toma de decisiones estratégicas, la gestión de riesgos y sus estados financieros. Los inversionistas quieren saber cómo los planes de sostenibilidad de las empresas se alinean con su modelo de negocio. 

Las cifras demuestran el crecimiento e importancia del mercado de inversión sostenible en Colombia y el mundo. Si está interesado en incluir este tipo de inversión en su portafolio, a continuación, le contamos algunas opciones para hacerlo. 

Alternativas de inversión sostenible 

1. Acciones

En el mercado bursátil cotizan compañías que incorporan Criterios Ambientales, Sociales y de Gobierno corporativo (ASG), tal es el caso de las empresas que generan energías renovables y limpias, como: Alpina, Banco Davivienda, Canacol Energy, Celsia, entre otras. Adquiriendo estas acciones, está destinando su dinero hacía proyectos de transición energética, los cuales contribuyen al cuidado del medio ambiente. 

2. Fondos de inversión sostenibles

Los fondos de inversión sostenibles son un instrumento financiero, cuya política de inversión se centra en elegir activos que cumplan con Criterios Ambientales, Sociales y de Gobierno corporativo (ASG). Se trata de fondos de inversión que, al momento de elegir los activos en qué invertir, priorizan las cuestiones relacionadas con el medioambiente, la desigualdad, la inclusión social, los Derechos Humanos, la transparencia, entre otros. En el país, distintas entidades financieras incluyen en su portafolio este tipo de fondos. 

3. Fondos de capital privado sostenibles

Los fondos de capital privado son un vehículo de inversión administrado por profesionales, cuyo objetivo principal es proveer un retorno en el mediano o largo plazo a sus participantes a través de inversiones de capital en empresas que no cotizan en bolsa. Los fondos de capital privado sostenibles, por su parte, destinan los recursos a compañías o proyectos que fomenten el cuidado del medio ambiente. 

De acuerdo con Bloomberg, los fondos con Criterios ASG poseen aproximadamente US $7 billones en activos, en donde los que destinan los recursos a acciones han sido los que mejores rendimientos han otorgado con el 10,43% de retorno en los últimos tres años. Aclarando que, son los más riesgosos. 

En Colombia, se lanzó un fondo de capital privado sostenible dedicado a apoyar el desarrollo de proyectos certificados con reducción de emisiones de CO2 o bonos de carbono generados por iniciativas de mitigación de gases de efecto invernadero. 

4. Títulos de Deuda Pública (TES) Verdes

Un Título de Deuda Pública es un bono emitido por la Tesorería General de la Nación, el cual es subastado por el Banco de la República. Se caracterizan por ser una de las mayores fuentes de financiación del Gobierno.  

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público de Colombia ha emitido distintos títulos de deuda verdes, cuyos recursos están dirigidos a financiar proyectos que buscan generar impactos positivos en el medioambiente, tal es el caso de las energías renovables.

5. Bonos temáticos: verdes, sostenibles y sociales

Los bonos temáticos son instrumentos financieros de renta fija, emitidos por gobiernos y empresas, con el objetivo de financiar proyectos que generen beneficios ambientales y sociales. 

1. Bonos verdes

Son instrumentos financieros de deuda emitidos por instituciones públicas o privadas que destinan sus fondos a proyectos responsables con el medioambiente, por ejemplo: eficiencia energética, producción más limpia, manejo de aguas residuales, entre otros.

Tanto en el mercado de capitales colombiano como en el extranjero, se negocian bonos verdes a través de los cuales se puede acceder, en algunos casos, por medio de Fondos de Inversión Colectiva.

2. Bonos vinculados a la sostenibilidad

Son instrumentos financieros de deuda con cupones variables ligados a objetivos de sostenibilidad. A diferencia de los bonos verdes o sociales, los beneficios de la emisión no están ligados a proyectos o activos verdes o sociales específicos, sino a compromisos de las empresas en mejorar su desempeño de acuerdo con algunos indicadores y objetivos de sostenibilidad. Se emitieron, por primera vez, en 2019 y, desde ese momento, han cobrado importancia a nivel mundial, representando cerca del 15% del total de bonos temáticos emitidos en el mundo. .

3. Bonos sociales

Son títulos de deuda, cuyos recursos están dirigidos exclusivamente a financiar o refinanciar proyectos que mitiguen un problema social o generan beneficios para una determinada población. En Colombia se han emitido distintos tipos de bonos sociales como, por ejemplo: bonos sociales educativos, los bonos sociales de infraestructura y los bonos sociales con enfoque de género. 

En definitiva, en el mercado existen distintos instrumentos financieros de inversión sostenible que le permiten generar rendimientos al mismo tiempo que contribuir al cuidado del medio ambiente y de la sociedad.

Fuente: 

  • Rico, Alejandra. (2023, mayo 8). C Colombia es el séptimo mercado de deuda sostenible de América Latina y El Caribe. La República. 
  • Salazar, I. (2023, octubre 6). Emisión de bonos verdes alcanzó US$278.800 millones en el primer semestre del año. La República. 

Indique el motivo de su respuesta:

No entendí el contenido.
No estoy de acuerdo con la información brindad.