Paso a paso para crear un portafolio de inversión: la diversificación

Paso a paso para crear un portafolio de inversión: la diversificación
Paso a paso para crear un portafolio de inversión: la diversificación

Anteriormente, hablamos acerca de tres elementos claves al momento de crear un portafolio de inversión, como lo son: los objetivos, el perfil de riesgo y la selección de los instrumentos financieros. En esta oportunidad queremos abordar la importancia que tiene diversificar el portafolio de activos.

Mucho se ha hablado sobre la diversificación, pero ¿esto qué significa realmente? De acuerdo con la Revista Forbes, este término hace referencia a una estrategia de inversión utilizada para gestionar el riesgo. En lugar de concentrar los recursos en una sola empresa, industria o sector, consiste en que las personas asignen las inversiones a activos diferentes y variados, con el objetivo de mitigar el riesgo.

Al invertir en distintos títulos, sectores y zonas geográficas, la volatilidad y posibles pérdidas que puede tener un activo son compensadas con los rendimientos de los otros. Hoy en día, hay varias maneras de diversificar el portafolio, entre las que se encuentran:

Renta fija y variable. Es recomendable invertir en activos tanto de renta fija, como de renta variable, por ejemplo, en bonos y acciones. Si bien, en ambas inversiones existe la posibilidad de que las ganancias no sean las esperadas o incurrir en pérdidas, la renta fija suele ser más estable respecto a la variable.

En el caso de los bonos, con antelación se establece la tasa de interés que entidades, empresas y gobiernos pagarán al inversionista. Por el contrario, en las acciones, el interesado no puede determinar con precisión los rendimientos, pues depende de factores como el comportamiento del mercado.

Sectores económicos. Al invertir en distintas industrias, usted estará mitigando el riesgo de pérdida en caso de que un sector sea impactado negativamente. Un ejemplo de esto fue la recesión económica de 2008. En este periodo, muchas personas habían invertido todos sus recursos en bienes inmobiliarios y con la crisis perdieron gran parte de su capital. Para que esto no le ocurra, puede invertir en la industria energética, financiera, tecnología y demás.

Lo invitamos a leer el artículo: “Entérese qué son los REITS, un vehículo de inversión del sector inmobiliario”.

Tamaño de empresas y entidades. Si va a invertir en bonos o acciones puede optar por empresas pequeñas, medianas o grandes, con poca o mucha trayectoria. Con ello, usted estará mitigando las posibles pérdidas.

Geografía. Es recomendable diversificar las zonas geográficas en donde se depositan los recursos. Para esto, puede invertir en las bolsas de valores de otros países, en acciones de empresas extranjeras, por ejemplo, a través del Mercado Global Colombiano (MGC) o en activos de otras ciudades.

Para el caso de los fondos inmobiliarios, puede invertir en edificios, locales, bodegas o centros comerciales ubicados en Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, por mencionar algunos ejemplos.

En definitiva, al momento de crear un portafolio de inversión, le recomendamos “no poner todos los huevos en la misma canasta”, diversificando en clases de activos, sectores económicos, tipo y tamaño de empresas, geografía y demás aspectos que considere. Ante cualquier inquietud, lo invitamos a consultar a profesionales.