Conozca los nuevos impuestos para el 2019

En sesiones extraordinarias del Congreso de la República se logró aprobar el pasado 19 de diciembre de 2018 la llamada “Ley de Financiamiento”: la reforma tributaria propuesta por el Gobierno de Iván Duque para compensar el déficit presupuestal de $14 billones para los gastos del Estado en 2019. Esta Ley creó y modificó algunos impuestos. Aquí le contamos cuáles fueron esos cambios.

Luego de una carrera contra reloj para que antes de finalizar la legislatura del 2018 fuera aprobada la nueva reforma tributaria, el Congreso dio vía libre a las siguientes propuestas del Ejecutivo para recaudar $7.8 billones de los $14 billones faltantes:

-Aumento del impuesto de renta para personas naturales: se hizo una modificación del porcentaje de este modo, se establece que las personas que tengan ingresos desde 0 a 1.090 UVT no pagarían renta; las que obtengan entre 1.090 y 1.700 UVT tendrían una tarifa de 19%; a las que se embolsen al mes entre 1.700 y 4.100 UVT se les aplicaría una tasa de 28%; para las que ingresen entre 4.100 y 8.670 UVT ascendería a 33%; para las que ganen entre 8.670 y 18.970 UVT la tarifa sería de 35%; para las de entre 18.970 y 31.000 UVT sería de 37% y de 31.000 UVT en adelante quedaría una tarifa de 39%.

-Reducción de cédulas de declaración: también se modificó el número de cédulas de declaración de ingresos para personas naturales quedando establecidas en tres conceptos, con el objetivo de simplificar el sistema cedular.

-Nueva tarifa del impuesto al patrimonio: la tarifa se modificó y será del 1% para patrimonios mayores a $5.000 millones.

-Impuesto para los dividendos: Si la persona natural tiene dividendos iguales o mayores a $10.2 millones, habrá un gravamen de 15%.

-Nuevos impuestos al consumo: se agregó un gravamen de 2% a la venta de inmuebles de más de $918 millones.

-Cambios en los impuestos para personas jurídicas: se agregó un impuesto para las sociedades que deberán pagar por la remisión de utilidades de 7,5%, con el que se espera recaudar $368.000 millones, vale la pena aclarar que este impuesto recae sobre los dividendos no gravados.

-Sobretasa a las entidades financieras: También se incorporó una sobretasa de renta de 4% a las entidades financieras del país, entre las que se encontrarían los bancos, las aseguradoras o las compañías de leasing, entre otras.

Adicionalmente, esta nueva normativa de impuestos incluye incentivos específicos para las industrias creativas o la economía naranja y para las inversiones del agro y se mantiene la propuesta de devolver 100% del IVA sobre las inversiones de bienes de capital y descontar hasta el 50% del impuesto de Industria y Comercio (ICA).

Otro aspecto importante a tener en cuenta, de acuerdo con Asobancaria es que se eliminó el componente inflacionario de los rendimientos financieros, que hasta 2018 podían tomar las personas naturales como ingreso no constitutivo de renta ni ganancia ocasional.

“El efecto de ello es que dicho componente quedará gravado con el impuesto de renta y complementarios. Esta eliminación no sólo incluye como renta un ingreso que realmente no conlleva un incremento patrimonial del contribuyente, sino que, además, desincentiva el ahorro formal y puede conducir a una menor inclusión financiera. Su impacto se ha evaluado en una suma de entre $269.664 millones a $359.552 millones para las personas naturales”, explicó el gremio de las entidades financieras.