Economía Naranja, un sector que reclama apoyo e inversión

Cultura y economía parecen ser dos conceptos poco relacionados. El primero de ellos se concibe desde el arte, la creatividad o el patrimonio histórico de un país, mientras que el segundo desde los números, las tendencias y la rentabilidad.

Sin embargo, en los últimos años ha surgido un concepto que parece acercar estos dos mundos para convertirlos en uno de los sectores con mayor potencial de crecimiento: “la economía naranja”.

También conocida como la “economía creativa”, esta industria abarca una gran cantidad de actividades como los eventos culturales, las artes visuales y escénicas, las artesanías, el cine, la televisión, la música, la moda, la publicidad, la arquitectura y hasta el diseño y fabricación de juguetes, entre otras.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) esta industria le aporta al PIB del país entre el 3,3% y 3,5%, genera alrededor de 800.000 empleos directos e indirectos y exportaciones anuales por más de USD600 millones.

Por su parte, la “economía naranja” contribuye con el 6,1% del PIB mundial y es considerado el cuarto sector que más recursos moviliza en los países catalogados como grandes potencias económicas.

Esto refleja el potencial de crecimiento que aún tiene la industria creativa en Colombia, más aún si se tiene en cuenta que nuestro país ha ganado protagonismo en la escena cultural a nivel mundial.

Por ejemplo, la Ley del Cine, que brindó importantes beneficios económicos a las productoras de cine y televisión no solo colombianas, sino también extranjeras, permitió el desarrollo de 27 proyectos extranjeros, los cuales invirtieron USD40 millones en nuestro país desde el año 2013.

Por su parte, un estudio sobre el desarrollo de la economía naranja en Latinoamérica, de la firma ProChile, estimó que el sector de la producción audiovisual moviliza anualmente recursos por USD133 millones en Colombia.

Cifras que también se reafirman desde el lado del consumo. Por ejemplo, en el año 2016 se registró un récord de taquillas para ver en cine películas colombianas. Las ventas de entradas a cine superaron los $35 mil millones, según estadísticas del Ministerio de Cultura.

Es por ello que los proyectos o actividades de la “economía naranja” están pasando de los escritorios de libretistas, artistas o productores, a los escritorios de empresarios e inversionistas.

Si quiere más detalles sobre inversión o ahorro, lo invitamos a realizar el siguiente curso