El sector industrial cerró el 2020 en expansión tras un año retador

El sector industrial cerró el 2020 en expansión tras un año retador
El sector industrial cerró el 2020 en expansión tras un año retador

El 2020 fue un año desafiante para la economía mundial. La repentina aparición del COVID-19 afectó la operación de la mayoría de las industrias y obligó a las empresas a reinventarse para lograr seguir en pie ante la adversidad.

El Índice de Gestión de Compras (PMI) del sector industrial colombiano, calculado mensualmente por el Banco Davivienda, logró capturar este efecto, pues los meses de marzo, abril y mayo reportaron caídas importantes en el desempeño del sector de la manufactura en el país. Pese a esto, el indicador logró recuperarse y cerró el año en expansión con resultados positivos para los últimos seis meses del año.

Específicamente, el PMI alcanzó los 51,8 puntos en diciembre, indicando una mejoría en la salud del sector industrial. Sin embargo, este resultado supuso una leve caída respecto al puntaje de los 52,1 reportado en noviembre.

Según el informe del Banco Davivienda, el buen desempeño del indicador en el último mes del 2020 fue impulsado principalmente por el incremento de nuevos pedidos, los cuales subieron al ritmo más rápido desde julio y fomentaron también el empleo, el volumen de compras y la producción. El repunte de los pedidos, de acuerdo con los integrantes de la industria, se debe a la mejoría de las condiciones de la demanda y la iniciativa de reabastecimiento de los clientes.

Por otra parte, los inventarios de productos finales tuvieron una disminución pronunciada. En el informe, el Banco Davivienda menciona que el indicador se vio afectado por la escasez de insumos y materias primas, factores claves que obstaculizaron la producción. Igualmente, las empresas manifestaron retrasos en las entregas y, en general, un aumento en los plazos de sus proveedores. La situación anterior se explica, en gran medida, por la falta de materiales, las difíciles condiciones climáticas y los protocolos de bioseguridad que las compañías debieron adoptar por la pandemia.

Así, en lo corrido del 2020, el crecimiento del PMI reportó un comportamiento positivo, aunque perdió impulso al final del año.

Lo invitamos a leer el artículo: “Comercio e industria se siguen acercando a niveles pre-covid”. 

Para terminar, respecto a las perspectivas para el 2021, los industriales han mostrado optimismo frente al crecimiento de la producción y la recuperación del sector manufacturero. No obstante, resaltan que este depende, principalmente, de una adecuada gestión en la distribución de las vacunas, el lanzamiento de productos nuevos, el aumento de la inversión y las cotizaciones pendientes de aprobación.