Incremento en el precio de los arriendos para el 2018

El año nuevo siempre llega con cambios para la economía del país, uno de estos es el incremento en el precio de los arriendos. Para el 2018 esta alza no podrá superar el 4,09%, esto es, el valor de la inflación del año anterior, según lo establecido en la Ley 820 del 2003 que regula la celebración de contratos de alquiler de vivienda urbana.

De acuerdo a dicha ley, si un colombiano en 2017 pagaba un arriendo por $800.000 pesos, la cifra que deberá pagar en el 2018 no podrá superar los $ 832.720 pesos. “Este incremento tiene un amplio impacto entre la población colombiana, pues afecta a más de 17 millones de colombianos que viven en arriendo, así como a los propietarios de las unidades que devengan sus ingresos de dichos alquileres”, afirmó la presidenta de Fedelonjas María Clara Luque, en la rueda de prensa de presentación de la cifra.

La dirigente del gremio que agrupa a los profesionales inmobiliarios aclaró, en el mismo recinto, que los arrendamientos no se incrementan automáticamente en enero, sino cuando el contrato cumple doce meses de haberse firmado o según lo que se haya acordado en el acuerdo de arrendamiento.

De acuerdo a Luque, este incremento no aplica para todos los que en 2017 firmaron un contrato de arrendamiento. La ley 820 de 2003 o ley de arriendos es clara en precisar que esta alza afecta únicamente a quienes han cumplido por lo menos un año de haber arrendado la casa o apartamento.

La norma también establece que el arrendatario no podrá aplicar el incremento anual si el mismo supera el 1% del valor de la propiedad. Es decir, si una propiedad arrendada está avaluada por catastro en $150 millones de pesos, el valor del alquiler no podrá ser mayor a $1.500.000 pesos.

Sumado a lo anterior, el estatuto de arriendos indica que la persona que paga por el alquiler del inmueble tiene derecho a ser notificado con anticipación, vía escrita o como lo hayan acordado en el contrato, sobre la nueva alza que tendrá el precio del alquiler.

Luque también aclaró que los reajustes no aplican para contratos de arrendamiento de inmuebles de uso comercial. En estos casos, tanto el valor del alquiler como el alza anual deberán acordarse entre las partes o de acuerdo con lo que se haya estipulado en el contrato.

Al firmar un contrato de arrendamiento tenga en cuenta

Fedelonjas recomienda tener muy en cuenta a la hora de pactar un contrato de arrendamiento, saber que el incremento anual de acuerdo a la inflación solo es aplicable al momento de la renovación del contrato, previa comunicación por parte del arrendador, quien es libre de aplicar el ajuste o abstenerse de hacerlo si prefiere mantener el contrato por más tiempo.

Además, el arrendatario puede exigir la terminación de lo pactado por escrito sin estar sujeto al cobro de sanciones económicas, si el arrendador aumenta el canon por encima de lo establecido por ley. La notificación del aumento del valor y la fecha en que empezará a regir se debe hacer por escrito y a través de correo certificado, o mediante lo acordado en el documento firmado por las partes.

Cabe aclarar que aunque un contrato de arrendamiento haya sido suscrito antes del 10 de julio del 2003, fecha de publicación del Estatuto de Arrendamiento actual, cualquier contrato no podrá superar la meta de inflación fijada por el Banco de La República para el año inmediatamente anterior.