¿Sabe qué es una inversión a largo plazo?

¿Sabe qué es una inversión a largo plazo y por qué puede ser un excelente negocio?

Las empresas, compañías o personas que deciden invertir a largo plazo, normalmente lo hacen en la búsqueda de seguridad, estabilidad y una mayor rentabilidad. Como afirma Warren Buffet, uno de los inversionistas más importantes del mundo, “algunas cosas llevan tiempo, sin importar el talento o el esfuerzo”.

Warren Buffet predica los beneficios de la inversión a largo plazo y aconseja hacerlo. Si quiere seguridad, estabilidad y mayor rentabilidad, le contamos los beneficios que traen las inversiones a largo plazo.

¿Qué es una inversión a largo plazo?

Es una inversión de dinero que se mantiene a través del tiempo, y tiene como objetivo lograr mayor rentabilidad por medio de dividendos, intereses o simplemente, aprovechando la subida en el mercado. Una inversión a largo plazo suele generar rendimientos después de varios años.

Para que lo entienda de mejor manera, le presentamos tres ejemplos de inversiones a largo plazo:

Construcción: Invertir en un hotel o edificio que aún no ha sido construido o está en proceso de construcción.

Bonos corporativos: Es un instrumento de deuda a largo plazo que emite una entidad para financiarse. Estos bonos tienen una fecha de caducidad y una vez se cumple ese plazo, la persona que compra el bono recibe su inversión más los intereses.

Inversión en empresas en fase inicial de crecimiento: Invertir en una empresa que aún no esté posicionada ni recibiendo utilidades es una inversión a largo plazo que puede tener buena rentabilidad. Sin embargo, también puede ser riesgosa si no se analiza bien la empresa en desarrollo.

¿Cuáles son los beneficios de invertir a largo plazo?

Este tipo de inversiones son una oportunidad de alcanzar beneficios a futuro. ¿Por qué las inversiones a largo plazo pueden traer beneficios que no traen las que son a corto plazo?

Menos probabilidad de tener pérdidas: Un estudio de la empresa norteamericana de inversiones Wealthfront concluyó que entre más años dure una inversión, menos son las probabilidades de tener pérdidas.

Estabilidad: Las inversiones a largo plazo no se ven tan afectadas por las fluctuaciones del mercado, como sí sucede con las que son a corto plazo.

El inversionista no debe estar pendiente de la evolución en el mercado de manera constante: Quien invierte a corto plazo debe estar pendiente de las fluctuaciones del mercado, pues está la posibilidad de que pierda su capital de un momento a otro. Eso no sucede en las inversiones a largo plazo.

Recuerde que, a la hora de realizar cualquier inversión, es necesario tomarse un tiempo para analizarla de manera detallada, pues si bien las inversiones a largo plazo suelen ser más seguras y rentables, también existe el riesgo de pérdida.

Si quiere continuar aprendiendo, lo invitamos a realizar el curso “Invertir para el futuro”.