Venezuela y países con inflación alta

Venezuela encabeza la lista del ranking de países con mayor inflación, hecha por el Fondo Monetario Internacional, seguido de Sudán, Corea del Norte, Congo y Siria. De los países suramericanos Argentina es el siguiente en la lista ubicándose en el puesto 8 de la clasificación mundial.

Este fenómeno económico que consiste en una constante alza del precio de los bienes y servicios, deteriora también el poder de compra de las personas, entonces ¿qué causa que estas dos economías latinoamericanas se ubiquen en el top 10 de esta lista a la que nadie quiere pertenecer?

El Fondo Monetario Internacional proyecta para Venezuela una inflación de 720% al finalizar el 2017, que ya se puede catalogar como hiperinflación. Además, por tercer año consecutivo, debido a su situación política y económica, este país vecino fue considerado el país con el peor desempeño económico en el mundo, según el Índice de Miseria de Bloomberg 2017.

De acuerdo con Andrés Langebaek, Director de Estudios Económicos del Grupo Bolívar, la causa de la alta inflación en Venezuela no se presenta por un fenómeno de oferta, sino que por un fenómeno monetario muy lamentable.

“La razón de la alta inflación en Venezuela no es la caída en la oferta, lo que viene ocurriendo desde el 2012, es que el déficit fiscal es demasiado grande y el Banco Central lo que hace es financiar este déficit pasándole plata al gobierno. Esto significa una emisión monetaria gigantesca, que es lo que único que puede sostener la inflación en tasas de entre 700% y 1000%”, explicó Andrés Langebaek.

Para Daniel Rey, economista de la Universidad de los Andes, en entrevista con el Tiempo, el grave problema de inflación de Venezuela se explica por: “la escasez de los productos, comida, enseres, entre otros, que hace que los precios aumenten”.

“Esta inflación histórica ha sido una consecuencia de las restricciones que ha hecho el gobierno venezolano. Ellos quisieron controlar el precio al consumidor de las mercancías. Sin embargo, el precio de los insumos subió y esto hizo que las ganancias de las empresas se fueran reduciendo y muchas tuvieron que cerrar, lo que conllevó a una poca oferta de bienes y servicios que aumentó el valor de los productos y trajo la crisis económica”, aclaró Rey.

El caso argentino, país con una historia de alta inflación, registró para agosto de 2017 una inflación del 23%, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) de ese país. Aunque la inflación en Argentina es notoriamente inferior a la del año pasado y de concluir diciembre de 2017 en una tasa anual inferior al 22%, se trataría de la más baja en ocho años, desde el 15,3% anual de 2009, sigue en un nivel muy alto, manteniéndose en la comparación regional como la más elevada detrás de Venezuela, explicó el experto Daniel Rey.

En Colombia, según cifras del DANE, en lo que va de 2017, el incremento ha sido de 3,49 %, y el de los últimos 12 meses (octubre 2016-septiembre 2017) está en 3,97%. Cifras que indican que los precios al consumidor han tenido un menor incremento en lo que va corrido de este año si se compara con el 2016, aunque superan la meta anual de inflación del 3% que se fijó la autoridad monetaria para el 2017.