Conozca qué es el leasing habitacional o el arriendo de vivienda con opción de compra

Por lo general, lo primero que piensan los colombianos a la hora de adquirir vivienda propia, es recurrir a las líneas de financiación tradicionales: créditos de largo plazo en Unidades de Valor Real (UVR) o en pesos y con sistemas de amortización diferenciales. Pero existe otra alternativa en el mercado: el arriendo con opción de compra o leasing habitacional. Conozca a continuación en qué consiste.

El leasing habitacional, explica la Superfinanciera de Colombia, es una opción de crédito para adquirir casa propia. Consiste en que una entidad financiera o corporación de financiamiento comercial le entrega a una persona una vivienda por medio de un contrato, la persona paga un canon mensual de arrendamiento durante el periodo que dure el leasing, que puede ser entre 5 a 30 años y una vez cumplido este plazo, el arrendatario puede decidir comprar la vivienda o no.

Todo el proceso comienza por la elección de la vivienda que usted desea adquirir (nueva, usada, en planos o dación de pago). Si usted opta por elegir la casa o apartamento, la entidad financiera tiene la obligación de verificar el bien inmueble que usted escogió. Debe revisar que la propiedad cumpla los requisitos mínimos para ser entregada en leasing . Si no cumple con los requisitos, le tocará escoger otra que se acomode a los estándares del banco.

Esta medida la aplica el banco para cubrir su riesgo, porque al final, si usted se decide por no comprar, la entidad se queda con el bien. Esta es la razón principal de por qué cada banco tiene la libertad de decidir a qué tipo de propiedades se les puede aplicar el leasing. Por esto, si usted desea utilizar esta modalidad para adquirir vivienda, debe investigar con las diferentes entidades prestadoras de este servicio financiero las características que exige cada una.

Ahora, si usted no decidió por buscar por su cuenta el inmueble, sino que optó por escoger los bienes inmobiliarios que han sido entregados al banco como dación de pago, el proceso se simplifica, puesto que la vivienda está lista para ser entregada, ya ha sido revisada previamente en un proceso de selección de la entidad.

Una vez definido lo anterior, la entidad financiera que usted eligió compra el inmueble. Si usted tomó la opción de buscar por su cuenta o si el banco le entrega uno de los bienes que le han sido entregados por dación en pago. Si tomó la segunda opción , la entidad inmediatamente realiza un contrato con usted en donde se establece como primera medida el canon de arrendamiento .

Luego se pacta el tiempo del leasing que varía entre 5 y 30 años , y puede ser en tasa fija (pesos) o en tasa variable (UVR). Además se puede determinar cuál será el porcentaje de la opción de compra que está dispuesto a pagar al inicio o al final del contrato sobre el porcentaje que le financia el leasing, que algunos bancos financian hasta un 90%.

Según estadísticas de la Superfinanciera, la tendencia es que la duración promedio de un leasing es de 10 años y la cuota final u opción de compra varía entre 0% y 30% del valor de la deuda original. Esto se debe a que se pueden hacer abonos extraordinarios o incluso el prepago total de la obligación.

Es importante que sepa que si usted decide no comprar la casa al final del contrato, se le deben regresar los recursos que haya abonado por concepto de capital en las cuotas y los recursos por concepto de abonos de opción de compra si los hizo al inicio del contrato.

Estas son las características más importantes de esta alternativa de comprar de vivienda. Lo más recomendable para informarse bien es acercarse a una entidad que preste este servicio y conocer más en detalle las variables de esta alternativa para adquirir casa propia .