FMI mejora su proyección para Colombia en el 2018

Durante el Foro Económico Mundial que se llevó a cabo en Davos, Suiza en la última semana de enero de 2018, el Fondo Monetario Internacional reveló que incrementó en 0,2 puntos porcentuales su proyección de crecimiento para Colombia este año y pronostica que el país podría alcanzar un crecimiento económico de hasta un 3%.

El FMI explicó en el marco de dicho evento, que el mayor crecimiento de Colombia será consecuencia del incremento en los precios del petróleo, un pronóstico del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos más alto y el incremento en la confianza del consumidor en el país, que espera impulse la demanda interna.

Este último anuncio del Fondo Monetario es contrario a las opiniones que esta institución había declarado sobre el país meses atrás. En octubre del año pasado, la entidad había rebajado el pronóstico de crecimiento de Colombia para el 2018 hasta 1,7%.

Según el FMI, “el aumento del gasto en infraestructura, la Reforma Tributaria que propicia la inversión y el estímulo que generó para la confianza el acuerdo de paz son todos factores que presuntamente elevarán el crecimiento a aproximadamente en 3,5% a un mediano plazo”.

Al respecto el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas señaló, en declaraciones a diferentes medios de comunicación, que el nuevo pronóstico del FMI demuestra que Colombia ya está en “la senda de recuperación” y superó la parte más difícil en el 2017.

Cárdenas coincide con el FMI en que las perspectivas para el 2018 son más favorables para el país. Esto se daría entre otras razones por un repunte moderado de la industria, con base en un mayor consumo por la reducción de las tasas de interés: “Hay que tener presente que, a diferencia de lo que ocurrió el año pasado, cuando veníamos de un ciclo de aumento de las tasas de interés; este año venimos en una senda de reducción. Entonces esto es un coletazo en favor del crecimiento del crédito y del aumento de la demanda”, explicó el Ministro.

También dice Cárdenas que es favorable para el país el alza inesperada que se está viviendo en los precios de las materias primas, en particular del petróleo y del carbón . “En el caso del primero, los mayores precios conducen a un incremento de la producción, porque las empresas del sector aceleran la extracción e incrementan la inversión”, explicó el ministro.

En opinión del Fondo Monetario Internacional y de la Cartera de Hacienda Nacional, el país arrancó bien el 2018. Las cifras que han salido hasta el momento apuntan en una dirección alentadora para las dos autoridades económicas.

La aceptación de la reforma tributaria, la reducción en las tasas de interés que aumentarían el consumo y los mejores precios de las materias primas que traerían mayores ingresos al país, apuntan a una mejora económica respecto al año anterior y a una inflación que podría ubicarse al finalizar el año dentro del rango meta del Banco de la República de 3,3%.