Ingresos pasivos: una oportunidad para alcanzar la libertad financiera

Ingresos pasivos: una oportunidad para alcanzar la libertad financiera
Ingresos pasivos: una oportunidad para alcanzar la libertad financiera

Algunas personas piensan que la única manera de incrementar sus ingresos es trabajando duro durante su vida laboral, sin embargo, hay otras maneras de lograrlo. Una de ellas es buscando obtener ingresos pasivos.

¿Qué son los ingresos pasivos?

Los ingresos pasivos son aquellos que se perciben sin hacer un esfuerzo permanente para su generación. Básicamente, son entradas que recibimos sin necesidad de invertir mucho tiempo o dinero.

Según Portafolio, este concepto financiero es el contrario de los ingresos activos, en los que sí es fundamental realizar una actividad que requiere tiempo y conocimiento para recibir un pago. Por ejemplo, el trabajo. Si dejamos de trabajar, se detienen nuestros ingresos.

¿Cómo lograrlo?

De alguna forma, los ingresos pasivos se generan de forma “automática”. Esto no quiere decir que el dinero aparezca mágicamente, por el contrario, para conseguirlos es fundamental ahorrar, estructurar un proyecto y ponerlo en marcha. Después de haberlo hecho, entonces, empezaremos a recibir un flujo de ingresos cada cierto periodo de tiempo sin enfocarnos de lleno en este o gastar recursos para que siga produciendo dinero.

¿Por qué son importantes?

Este tipo de ingresos son importantes porque nos permiten desarrollar libertad financiera y no depender de un único ingreso. Asimismo, son una gran oportunidad, ya que no es necesario renunciar a nuestro trabajo actual o dejar de realizar nuestras actividades diarias para conseguirlos.

Si bien en un principio será necesario un mayor grado de dedicación, después de haber organizado un proyecto este ingreso se convertirá en una forma de independizarnos del salario laboral. Entre más ingresos pasivos tengamos, mayor independencia financiera alcanzaremos y, aun sin estar trabajando, el dinero seguirá circulando.

Algunos ejemplos de estos ingresos son las inversiones en bienes raíces, en donde se puede arrendar el inmueble y recibir una renta mensual; invertir en acciones y esperar que generen dividendos; tener una tienda online para vender productos; escribir un e-book y recibir dinero cada vez que alguien lo compre, entre otros.

En conclusión, los ingresos pasivos son una forma de hacer que el dinero trabaje para nosotros, conseguir más recursos para alcanzar nuestros objetivos y obtener la independencia financiera. Llegó la hora de dejar de depender de un solo ingreso y construir una vida más tranquila a largo plazo.

Lo invitamos a realizar el curso “Ahorrar e invertir para alcanzar sus metas