Invierta en el sector inmobiliario sin la necesidad de comprar una propiedad

Alternativas para invertir en finca raíz.
Alternativas para invertir en finca raíz.

En medio de la reactivación económica de Colombia, el sector inmobiliario registró un buen comportamiento. De acuerdo con la firma Colliers International, durante el 2021, los niveles de vacancia y los precios de los arriendos de algunos subsegmentos como las bodegas y los locales, se recuperaron de la contracción tenida el año anterior.

Uno de los segmentos con mejor desempeño fue la vivienda. Según El Tiempo, en los primeros nueve meses del año, la inversión en la compra de bienes inmuebles residenciales llegó a $35 billones, una cifra que representa un crecimiento del 32% comparado con 2020.

Los resultados convierten al sector inmobiliario en una alternativa de inversión atractiva. Si le interesa conocer cómo invertir en esta industria, aquí le contamos.

3 opciones para invertir en el sector inmobiliario

  1. Fondos de Inversión Inmobiliaria

Son un instrumento financiero que invierte los recursos en activos y proyectos inmobiliarios, con el objetivo de generar posibles rendimientos, por medio del arrendamiento o venta de los inmuebles que posee el fondo bajo su titularidad.

Los Fondos de Inversión Inmobiliaria se clasifican en dos grandes tipologías: los de renta y los de desarrollo. En los primeros, las posibles ganancias provienen de los contratos de arrendamiento de los activos, mientras que, en los segundos, dependen de la construcción y posterior venta de los proyectos.

Entre los bienes en los que invierten los recursos están: oficinas, centros comerciales, bodegas, locales, hoteles, parques industriales, proyectos habitacionales, entre otros.

Al depositar los recursos en estos fondos, el interesado debe tener presente que se trata de una inversión a mediano y largo plazo. Según Rankia, los activos inmobiliarios no se venden con la misma rapidez, comparado con otros instrumentos financieros como los bonos o las acciones. Adicionalmente, en algunas ocasiones, son inversiones en proyectos que están en planos, por iniciar construcción o en desarrollo.

Entre las ventajas que ofrece este instrumento está la inversión en una amplia gama de bienes raíces, lo cual implica la diversificación del portafolio.

2. Crowdfunding inmobiliario

Se trata de un modelo de financiación colectiva que busca recaudar dinero proveniente de distintos inversionistas, a través de plataformas, páginas web u otro medio de comunicación electrónica, para la construcción de proyectos inmobiliarios.

De acuerdo con Forbes, el crowdfunding genera beneficios para los constructores e inversionistas. Los primeros pueden acceder a fuentes de financiación y, los segundos, pueden obtener posibles rendimientos mediante la venta o arriendo del bien.

Una de las ventajas que ofrece esta alternativa es la inversión a partir de bajos montos de dinero. Por ejemplo, según Valora Analitik, una de las plataformas de crowdfunding inmobiliario que operan en el país, exigen un mínimo de inversión de $200.000.

3. Participaciones fiduciarias

Son definidas por el portal Metro Cuadrado como un instrumento por medio del cual, una persona natural o jurídica, adquiere un derecho sobre un conjunto de bienes inmuebles agrupados en un fideicomiso, que es administrado por una inmobiliaria o un operador.

Al invertir en una participación, la persona podrá comenzar a recibir un porcentaje sobre las utilidades o rentas que generen los inmuebles. Por tanto, es una inversión ligada a la productividad del bien.

En definitiva, los fondos de inversión inmobiliaria, el crowdfunding inmobiliario y las participaciones fiduciarias son algunas de las opciones que hay en el mercado para invertir en este sector, sin la necesidad de adquirir una propiedad. Si quiere conocer otras alternativas, lo invitamos a dar clic aquí.

Lo invitamos a leer el artículo: “Panorama de los Fondos de Inversión Inmobiliaria en Colombia: volatilidad y recuperación”.